Inicio » Hombres »

Jugar fútbol aumenta el deseo sexual en los hombres

Un estudio científico reveló que la testosterona aumenta 30% inmediatamente después de practicar el deporte rey. Los más beneficiados son los delanteros.

Guía de: Hombres

Si alguna vez se han parado frente a una pelota, convertido un gol o realizado alguna jugada de videojuego en la cancha y han sentido un extraño aventón hormonal, sepan que científicos descubrieron que jugar al fútbol, especialmente de forma activa, impulsa los niveles de testosterona de los hombres y, por ende, aumenta su deseo sexual.

Tal revelación fue realizada por el Laboratorio de Antropología Biológica y Biodemografía de la Universidad de Washington, donde científicos descubrieron que los futbolistas experimentaron un incremento del 30% en la hormona sexual inmediatamente después de disputar un partido de fútbol.

Fútbol deseo sexual

Foto: EFE

Los escándalo de Pinilla podrían tener una excusa científica.

Incluso, una hora después de haber terminado el encuentro los niveles de testosterona eran 15% superiores a lo normal, agregó el estudio.

Otra de las revelaciones científicas mostró que los que tienen la posición de delantero tienden a tener un mayor impulso, independientemente de su edad. Dicha aseveración parece explicar el origen de los escándalos de infidelidades de futbolistas como Ronaldo, Romario, Wayne Rooney o Mauricio Pinilla, por citar solo algunos clientes frecuentes de las páginas de farándula.

Los hinchas también gozan

De todos modos, el fútbol no sólo provoca alteraciones hormonales en los que lo practican, sino que también en los hinchas, pues un estudio realizado por investigadores del Laboratorio de Neurociencia Social Cognitiva de la Universitat de València reveló que mientras observan un partido, se incrementa ostensiblemente en ellos la testosterona y el cortisol.

Por poner un ejemplo del estudio, la final de la Copa del Mundo de fútbol entre España y Holanda aumentó los niveles de testosterona y cortisol en los seguidores españoles mientras veían cómo su país consiguió su primer triunfo en un mundial.

Para el estudio, fueron elegidos 50 seguidores del equipo español, gracias a los cuales los investigadores recogieron información sobre sus expectativas previas al partido y sus emociones, así como de sus niveles de testosterona y cortisol antes, durante y después.

Fueron los más aficionados y seguidores del fútbol los que experimentaron mayores incrementos en la secreción de testosterona y cortisol durante el partido, pues la victoria aumentó la valoración y la autoestima, pero a la vez fue muy estresante al definirse recién en tiempo suplementario.

Más sobre Hombres

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X