Inicio » Hombres »

Las mejores técnicas para dar un masaje sexy

Explorar el cuerpo, los gustos y las fantasías de la mujer es la clave del éxito. Aprovecha estos consejos y hazte maestro de una estimulante sesión.

Guía de: Hombres

El arte de un buen masaje no es exclusivo de los profesionales expertos. Obviamente ellos están ultra calificados para brindar bienestar y relajación a través de técnicas aprendidas con un par de años de estudio.

Sin embargo, no se trata de abordar un campo que no es el de nuestra competencia, pero cualquier hombre con voluntad, disposición y paciencia puede practicarle un masaje inolvidable a su pareja.

La clave es saber explorar el cuerpo, los gustos y las fantasías de la mujer, para lo cual te dejamos estos consejos para que te hagas un maestro de este arte estimulante

Masajes eróticos

Foto: El Mercurio

- La idea es crear una atmósfera de tranquilidad, relajación y bienestar que permita a tu pareja sentirse a gusto y entregada a tus manos expertas.

- La música incidental siempre es de gran utilidad para brindar un buen masaje, lo que se puede complementar con algunas velas o inciensos aromáticos.

- Lo fundamental es que tengas claro desde antes cuáles son las zonas sensibles de tu pareja, así como sus gustos y la forma en la que prefiere ser estimulada.

- Por lo general las zonas más sensibles y que acumulan la tensión del día a día son la espalda, el cuello, los hombros, los muslos y los pies, por lo que los masajes deben enfocarse primeramente en ellos.

- Utiliza siempre alguna clase de ungüento, cremas o aceites que ayuden a minimizar la fricción de tus manos con el cuerpo y que sirvan de estimulantes.

- Comienza con suaves recorridos de tus dedos por su cuerpo, sus surcos y relieves. No seas muy brusco, piensa como si estuvieras dibujando líneas imaginarias y trazando un camino por el cual vas a pasar después.

- Posteriormente presiona con las manos las áreas musculares del cuerpo, haciendo movimientos circulares. Esto servirá para ir relajando y soltando la musculatura tensa.

- Después desliza tus manos de manera zigzagueante sobre su cuerpo para mejorar la circulación de la sangre y permitirle un estado de trance.

-Aplicar el peso de tu cuerpo sobre un área específica es una buena forma de estimular la espalda o el pecho, pero no te sobrepases. Debe ser con pequeñas dosis de fuerza y con pequeños aportes.

- Una vez que has cubierto todo su cuerpo, una buena práctica es recorrer con tus manos desde las piernas al tronco pasando con cierta fricción por sus caderas y aplicando pequeños aprietes, como si quisieras juntar tus dos manos.

- Fíjate siempre en sus expresiones, respiración y gestos con cada movimiento. Pronto te darás cuenta cuáles son las jugadas de tus manos que tienen mayor o menor aprobación.

- Que la ansiedad no te coma. Sabemos que el masaje es tan erótico para ti como para ella, pero no debes romper el ambiente creado con una jugada precipitada. Deja que su cuerpo hable.

- Por último, hay que tener mucha tranquilidad y entregarse a una dinámica que requiere tiempo de práctica y aplicación, pues nadie se hace experto de un día a otro. La virtud de un buen masaje es la paciencia, el resto lo vas a ir descubriendo en el camino.

Más sobre Hombres

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X