Inicio » Hombres »

Las preguntas más “tontas” de las mujeres cuando estás en “Modo Mundial”

A pesar que existen mujeres que les apasiona el fútbol, otras lo único que hacen es sacar de quicio preguntando cosas en el momento menos indicado. Sin ningún tiempo y espacio.

Guía de: Hombres

En tiempos en que el Mundial de Brasil 2014 acapara las miradas de todo el mundo futbolizado, los hombres estamos mucho más cerrados a cualquier tipo de interacción que no tenga que ver con la pelotita. Eso es un hecho indesmentible, que incluso está comprobado con estudios serios.

De cualquier forma, esa escasa comunicación también se ve entorpecida por lo que nuestro género considera el poco tino que tienen las preguntas de nuestra contraparte femenina.

Foto: Modo Mundial (Archivo)

Foto: Internet

Obviamente no se puede generalizar, pues hay mujeres que saben más que uno de las reglas y principios del balompié, pero otras lo único que hacen es sacar de quicio a los hombres preguntando cosas en el momento menos indicado. Sin ningún tiempo y espacio.

¿Por qué estás tan concentrado?
En este caso existe un 99% de que la mujer no esté ni siquiera en sintonía con lo que te está pasando, menos aún con la definición importante que se está viviendo en alguna cancha brasileña, un gol que no llega nunca o un empate que está por venir. Ella no entiende el hecho de que tal vez no estés muy cariñoso con ella, porque lo único que quieres es que llegue pronto el gol que ha sido tan esquivo.

¿Estás enojado porque van perdiendo?
Esta pregunta va muy de la mano con la anterior. El cuestionamiento la usan por lo general en el peor momento de tu equipo, cuando está quedando la grande en defensa y el rival no para de atacar inmisericordemente. Como si tuvieran un radar preciso sobre el peor momento en cancha, es cuando se acercan y te insisten hasta que nos molestamos de verdad.

¿Por qué siempre tienes que ver partidos cuando estás conmigo?
A ver, acá entran a tallar dos tipos de escenarios: si cuando ella te conoció sabía que eras un adicto a los juegos con el pie, y eso era parte de tu encanto ¿por qué eso le molesta ahora? y por otro lado ¿acaso yo no puedo pasar tiempo haciendo lo que me gusta mientras estoy con ella?.

¿Dónde estás viendo el partido?
Esta pregunta aparece usualmente cuando uno busca tranquilidad para ver el partido y no responde a los mensajes. Lo más probable es que ella se imagine que estás con otra en un hotel o en un restaurant, entonces te llaman hasta contestas y te hace perder el momento exacto que se marca el gol que esperabas, una expulsión o la mejor jugada del partido.

¿Puedo ver el partido contigo?
La verdad es que no existe una respuesta correcta a esta pregunta, porque depende de la relación que tenga cada uno, porque incluso si respondes que si, por mucho que te mueras verlo solo o con tus amigos entre puros hombres, la reacción de ella será arrimarse a tu lado y usar toda la artillera consultiva antes mencionada.

¿Por qué la pelota es más importante que yo?
Ningún hombre puede pasar las 24 horas del día diciéndole a su pareja cuanto la quiere y que darías la vida por ella, pero en tiempos del Mundial ningún hombre puede estar pendiente de los caprichos de su pareja todo el día y definitivamente no puede hilvanar una respuesta sabia y precisa que no termine en discusión.

¿Por qué no quieres juntarte con mis amigas?
En época del Mundial no existe mejor panorama que ver los partidos en televisión. Y créanme tampoco existe ninguna necesidad de salir a eventos sociales sin que el fútbol sea el centro de la conversación, por ello evita cualquier atisbo de invitación y niega toda posibilidad de abrir tu agenda durante un mes.

¿Por qué tienes que ver fútbol todos los días?
Tan simple como que si no entiende el fanatismo por el equipo de nuestros amores por un equipo y nuestra necesidad de ver partidos del deporte que más nos gusta en la vida, es porque no entendió nada de uno en la vida.

¿Por qué nunca me escuchas?
No es que no te importe lo que tiene que decirte, pero a veces hay que admitir que mucho de lo que ellas desean conversar son cosas superficiales o sin importancia. Por ejemplo el color del vestido de la amiga, el matrimonio de su otra amiga o el problema con la ropa que fue a comprar. Temas que si no son planteamientos tácticos, errores defensivos o cómo vulnerar una defensa cerrada no le importan a nadie.

¿Qué prefieres: a ellos corriendo tras una pelota o a mí?
Todo hombre sabe cuál es la respuesta correcta. Por alguna razón, ellas sienten la necesidad de interrogar a sus novios acerca de este tema, pero seamos realistas por un momento: ¿realmente piensan que nosotros seremos tan tontos de decirles la verdad?

Obvio que no, por lo que la respuesta sugerida es: “A usted mi amor”, seguido de un salomónico “no lo pensaría dos veces, menos en los descuentos, jugando con 10, con diferencia de goles en contra y esperando un milagro que nos clasifique”.

Más sobre Hombres

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X