Inicio » Hombres »

Marilyn Monroe, el mito erótico que nunca morirá

Este 2012 se cumplen 50 años de la fatídica muerte de la estrella de Hollywood, que dejó inolvidables y sensuales momentos que hasta el día de hoy no se olvidan.

Guía de: Hombres

La madrugada del cinco de agosto de 1962 Marilyn Monroe apareció muerta en su casa de Brentwood, en Los Ángeles, a la edad de 36 años. Terminaba así la vida terrenal del mayor mito erótico que haya nacido en Hollywood. No obstante, ese mismo día nació la leyenda, aquella que este 2012 cumple 50 años y que sigue despertando pasiones.

Norma Jean Baker, el verdadero nombre de Marilyn Monroe, nació en Los Angeles en 1926. Desde pequeña siempre fue una mujer que coqueteaba con la soledad, la inseguridad, el miedo y la depresión, pese a ser amada y deseada por millones de hombres y mujeres en el mundo entero.

Marilyn Monroe

Foto: Agencias

Hija de una madre enferma y un padre que murió tempranamente, la pelirroja Norma Jean, después Marilyn Monroe, vivió durante su niñez en diferentes centros de acogida y con varios padres adoptivos. Dice también su biografía que fue víctima de abusos sexuales y que se paseó por distintos orfanatos.

Esa triste infancia la cortó de raíz cuando pensó que el matrimonio con el irlandés Jim Dougherty sería una puerta de escape. Fue así que a los 16 años se casó y protagonizó el primero de sus más resonantes fracasos matrimoniales. De todos modos ese accidente “sentimental” fue una coyuntura para su primer desnudo y ser portada de numerosas revistas, incluida el número 1 de Playboy.

La fama y fortuna de la glamorosa rubia Marilyn Monroe creció exponencialmente conforme se conocían más detalles de su vida íntima y sus relaciones afectivas se hacían cada vez más públicas. Si bien es cierto su fama era a nivel mundial, la soledad la hacía depender demasiado del afecto masculino.

No fueron pocos los hombres que marcaron la vida de Marilyn Monroe: el beisbolista Joe DiMaggio, el dramaturgo Arthur Miller o el mismísimo presidente de Estados Unidos, John F. Kennedy, con quien tuvo un tórrido romance y cuya ruptura se dice fue la causal de la muerte.

Hasta el día de hoy se discute si lo de Marilyn Monroe fue suicidio, la mandaron matar por conocer muchos secretos de Estado o fue parte de la misma conspiración de acabó con Kennedy. De hecho hasta Los Prisioneros le dedicaron una emblemática canción al misterio que ronda su muerte.

De cualquier forma, de ese romance en la memoria colectiva quedó la famosa gala por el cumpleaños del presidente norteamericano, en la que Marilyn Monroe le cantó el Happy Birthday Mr. President, aunque por esos días se rumoreaba que tenía una relación con Robert Kennedy, el hermano.

A ellos hay también que sumar otros protagonistas de los “affaires” de Marilyn Monroe, como Clark Gable, Frank Sinatra, John Houston, Montgomery Clift, Toni Curtis, Richard Burton, Jack Lemmon, Billy Wilder, Elia Kazan o Marlon Brando, con los cuales nunca pudo estabilizarse emocionalmente.

Una revelación de aquellas luces y sombras de la rubia dorada la entregó una confesión personal que hizo en uno de sus decenas de diarios de vida y que dejó al descubierto lo frágil que era: “Sola. Estoy sola. No entiendo porque estoy sola cuando he querido a tanta gente…”.

Tales afirmaciones aclaran que Marilyn Monroe, la ‘diosa’ de Hollywood, tuvo una vida solitaria e inestable lo que originó su dependencia a los barbitúricos, que a la larga serian la causa de su muerte, la que este mes de agosto cumple 50 años y que, pese a su desaparición en vida, su mito erótico sigue más vivo que nunca.

Happy Birthday, Mr. President

La película “La Comenón del séptimo año”

Más sobre Hombres

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X