Inicio » Hombres »

Microfalosomía y Macrofalosomía: Cuando el problema masculino es el tamaño

Si es muy pequeño o demasiado grande, ambas posibilidades causan complicaciones en la vida social y sexual masculina.

Guía de: Hombres

Una de las discusiones más encendidas dentro de la sexualidad masculina, en la que también han intervenido mujeres con su opinión, es si realmente en el caso de los hombres el tamaño importa o es solo un tema subjetivo.

Lo cierto es que la longitud del miembro viril es todo un tema en los hombres, en especial cuando en la adolescencia empiezan las comparaciones entre amigos o compañeros, o más tarde cuando empiezan a aparecer las parejas sexuales.

tamaño del pene

Y si bien está comprobado que a la larga importa más el desempeño sexual que el tamaño del pene, el tema es del todo debatible en el amplio espectro de posibilidades, gustos y exigencias.

Y es en ese rango de apreciación que aparecen dos conceptos muy ligados al tamaño del aparato reproductor y las dimensiones que alcanza: microfalosomía y macrofalosomía.

Para entender y diferenciar la microfalosomía, o más comúnmente conocida como “micropene”, se refiere a cuando los hombres poseen un pene anormalmente pequeño, es decir, menor a siete centímetros en todo su potencial.

En tanto, macrofalosomía o “macropene”, considera el tamaño del pepe de una medida anormalmente grande, lo que lo ubica muy por sobre los 13 centímetros, promedio de tamaño que tienen los hombres.

Desde el punto de vista médico, ambas son alteraciones que no provocan problemas de salud física, pero que sí lo hacen de manera psicológica, sexual y/o afectiva, ya que es muy difícil convivir con la presión del desempeño sexual y la apariencia demasiado pequeña o demasiado grande.

El problema de esta alteración es que genera distintos problemas de autoestima y de plenitud sexual, lo que generalmente obliga a los hombres que la padecen a buscar soluciones con diversas técnicas para el agrandamiento o acortamiento del pene, lo que muchas veces es un riesgo físicamente.

Los expertos en sexualidad reconocen los problemas asociados a esta anormalidad, pero aseguran que ninguno de ellos implicaría una incapacidad de fertilidad. Al contrario, solo es un problema glandular y no seminal.

Más sobre Hombres

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X