Inicio » Hombres »

Romario hoy, un gran adicto a la noche y las mujeres

El crack brasileño reverdece laureles fuera de la cancha: en la política como diputado y en los placeres de la vida como maestro de la noche carioca. Incisivo y goleador hasta la muerte.

Guía de: Hombres

El ex goleador de la selección Brasileña, Romario da Souza Faria rompió redes hasta sus cuarenta años. Crack por donde se le mire, protagonizó verdaderas gestas en su carrera, nunca renunciando al “jogo bonito” y a un estilo de vida polémico que le significó muchos problemas para lidiar con el profesionalismo.

Romario

Foto: Agencias

Su vida amorosa, su adicción a la noche, escaso compromiso a la hora de entrenar, disputas físicas y verbales no fueron impedimento para que ser considerado un de los mejores delanteros de la historia del fútbol mundial. Por lejos uno de los mejores y más talentosos hombres de área.

Dueño de una técnica exquisita desde que comenzó su carrera en Vasco da Gama, el “Baixinho Infernal” hizo notar su poderío en las redes. PSV Eindhoven de Holanda, Barcelona y Valencia de España, Flamengo y Fluminense de Brasil, supieron de sus goles donde llegó a marcar 613 veces.

De todos modos su registro personal, que incluye hasta los partidos amistosos y benéficos, indica 1.000, cifra que alcanzó el 2008 con la camiseta de Vasco y que marcó el retiro definitivo de la actividad a nivel competitivo.

Con la camiseta “verdeamarelha” conquistó el Mundial de Estados Unidos 1994, siendo incluso el mejor jugador del torneo. Ganó dos Copa Américas (1989 y 1997) y ayudó a obtener la medalla de plata en os Juegos Olímpicos de Seúl 1988.

De todos modos, pese a su fulgurante curriculum futbolístico, es fuera de la cancha donde también ha dado que hablar por sus “anotaciones”. En la última entrevista realizada reveló algunos detalles de su vida privada, la que actualmente combina con su elogiada labor como diputado.

“Mi vida de martes a jueves está en Brasilia como diputado para regresar el viernes a Río de Janeiro. Sábado y domingo son libres. Me olvido de mi condición de diputado. Salgo, pero como lo hacía antes sin beber, ni fumar. Además, soy adicto al fútbol, a la noche y las mujeres”, dijo feliz.

Sus tres matrimonios, sus cinco hijos reconocidos y una montonera de escándalos dan vida a ese mito que construyó con declaraciones del tipo: “soy ciento por ciento infiel, me defino como un mujeriego por excelencia y, en mi apogeo de promiscuidad, llegué a acostarme con tres mujeres distintas el mismo día”.

Es así como transcurre la vida un hombre considerado un lujo como futbolista y un parrandero de profesión, que incluso apela a ese reconocimiento futbolístico para ponerle tarea al propio Lionel Messi, hoy por hoy el mejor futbolista del planeta.

“Él (Messi) primero tiene que ser mejor que Maradona y después mejor que yo, porque soy mejor que Maradona. Después le quedaría Pelé y ganar un Mundial”. Clarito, ¿no?

El Rey del Gol

Los mejores 10 goles de Romario

Romario y Brasil, campeones del mundo 1994

Gol Nº1000 de Romario


Más sobre Hombres

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X