Inicio » Hombres »

Tres teorías científicas intentan explicar la fascinación del hombre por el busto

Desde tiempos inmemoriales, el interés del hombre por esa zona genera dudas y especulaciones. Conoce tres posibles razones que explican esa magnética relación.

Guía de: Hombres

Para nadie es un misterio que los hombres nos sentimos atraídos por los atributos físicos de una mujer antes que cualquier otra cosa. A primer vista las zonas femeninas con más atractivo para los hombres siguen siendo sus curvas, lo que se traduce en un mayor interés en las partes del cuerpo propias de la femineidad.

Si bien es cierto es una verdad a voces, incluso con mayor preponderacia e interés de parte del hombre hacia el busto que otra parte de la anatomía de la mujer, hasta el momento no ha existido ningún artículo científico que lo pueda comprobar.

teorias-busto

La ciencia trabaja incesantemente para dar pistas sobre esta curiosa fijación, incluso los autores del blog “MásQueSalud” se dieron el trabajo de recopilar entre muchas investigaciones tres de las teorías más extendidas acerca del origen del gusto masculino con esa parte del cuerpo femenina.

Aunque a lo largo de la historia han existido numerosas teorías acerca del origen de esta atracción, hasta ahora ningún estudio científico ha sido capaz de explicarlo de forma convincente, por lo mismo los científicos fueron induciendo la investigación hacia los preceptos de la teoría evolutiva del hombre.

1.- Teoría del eco genital: Dicha teoría sugiere que el busto femenino se convirtió en centro de atención masculino cuando el hombre comenzó a caminar erguido. Cuando los seres humanos comenzaron a caminar sobre dos piernas, el trasero ya no fue se veía tan directamente y destacaban más el busto. Esta teoría sostiene además que en paralelo, le evolución hizo que el busto femenino creciera y se moviera para seguir atrayendo la atención de los varones y garantizar la continuidad de la especie.

2.- Atracción de la oxitocina: Otra de las posibles causas de la atracción es posible encontrarla en la oxitocina, una hormona que juega un importante papel en la relación entre madre e hijo durante la lactancia y, más tarde, en la pareja durante el acto sexual. Quienes defienden esta idea aseguran que la estimulación de esa zona favorece la segregación de oxitocina. Así que el argumento pasa porque el atractivo del busto se debe precisamente a su capacidad para favorecer la generación de esta hormona y su utilidad es la de activar los sistemas neuroquímicos capaces de mantener unida a una pareja.

3.– Sinónimo de riqueza: Esta teoría indica que los hombres heterosexuales se sienten atraídos por el busto porque en estados anteriores, tener un busto voluminoso era señal de que la mujer gozaba de un acceso constante a alimentos y una mayor capacidad para amamantar a sus hijos, lo que implicaba a su vez mayores posibilidades de supervivencia para su descendencia. Según esta línea de pensamiento, dicen que los hombres de menor nivel y estatus socioeconómico prefieren mujeres con busto grande.

Links:

Más sobre Hombres

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X