Inicio » Humor »

Jorge Porcel: La debacle que llevó al humorista argentino a cambiar su vida antes de morir

El artista falleció en 2006, dejando un legado que aún es recuerdo para muchos.

Guía de: Humor

Han pasado quince años desde que el humorista argentino Jorge Porcel dejó este mundo en 2006, luego de sufrir una debacle personal tan grande que incluso lo llevó a renegar de su controvertido estilo de vida, convirtiéndose en pastor evangélico hasta los últimos días.

Sin duda que su llamativa apariencia física, en la que incluso llegó a pesar más de 250 kilos, más una controvertida vida personal llena de escándalos y acusaciones de malos tratos, lo han convertido en uno de los íconos del espectáculo latinoamericano, producto de su gran cantidad de películas y programas de televisión.

porcel 4

En Chile, tuvo participaciones televisivas muy recordadas, ya que durante la década de los ochenta participó en el “Jappening con Ja”, personificando al “señor Petete”, el presidente de “La oficina”, mientras que en los ’90 hizo explotar la audiencia con su programa “Las gatitas y ratones de Porcel” y en su rol de la “Tota y la Porota”.

Y pese a que el mundo ha cambiado mucho desde esos años, no son pocas las curiosidades que ha dejado la vida de uno de los principales comediantes del siglo pasado, quien goza de luces y también sombras.

Jorge Raúl Porcel de Peralta nació en Buenos Aires el 8 de septiembre de 1936 en el seno de una familia de clase media alta, dedicando gran parte de su vida a la actuación y a hacer reír.

En 1957, Jorge Porcel fue descubierto por el conductor Juan Carlos Mareco. El humorista hacía imitaciones en un restaurante de Barracas. De ahí pasó a participar en el programa de radio “La Revista Dislocada”.

Su primera incursión en la pantalla grande la realizó en 1962 con “Disloque en Mar del Plata”, no obstante, su primer rol protagónico lo obtuvo dos años más tarde cuando encarnó a “El gordo Villanueva”.

Fue en esos años y elencos donde conoció a Alberto Olmedo, su gran amigo y con quien ingresó a las páginas doradas del humor. La dupla de oro “Olmedo y Porcel” son responsables de una veintena de éxitos de taquilla, casi siempre bajo la dirección de Gerardo y Hugo Sofovich.

porcel 2

Si bien ambos eran muy amigos, en los negocios siempre mantuvieron la distancia. Incluso, algunas películas contaban con cameos respectivos, pero los créditos principales no se compartían.

De hecho, la debacle artística y personal del propio comenzó un verano de 1988 con la repentina muerte de su gran amigo Alberto Olmedo, quien murió espantosamente al caer desde un piso 11, en el balneario de Mar del Plata.

Si bien en pantalla tenía una personalidad bonachona, sus compañeras Susana Giménez, Moria Casán, Georgina Barbarrosa, Amalia Yuyito González y Carmen Barbieri lo tildaban abiertamente de egoísta, celoso, ególatra y maltratador. Algunas incluso han reconocido una profusa vida sexual del humorista y sus variadas amantes.

No pocas figuras del ambiente y equipos técnicos reconocen que sufrieron maltratos de parte de Jorge Porcel, quien entre las múltiples acusaciones que le imputaron era que cobraba favores sexuales a las nuevas actrices, mientras que a los varones los humillaba hasta el hartazgo.

porcel

Otro escándalo de proporciones en la vida de Jorge Porcel fue la relación con su hijo, al que mantuvo oculto de la opinión pública hasta la adultez. Hasta el día de su muerte habían acusaciones de abandono y litigio por herencias, bienes y posesiones.

La relación entre ambos colapsó cuando el comediante decidió adoptar a una niña de pocos meses, mientras que su hijo le recriminaba que sólo percibía mensualidad. Se supo que Jorge Porcel Jr. recibía 2.500 dólares mensuales, además de dos propiedades.

Ya venido a menos y cansado de las polémicas, la última película que estrenó en Argentina se llamó el “El profesor punk” para posteriormente radicarse en Miami, donde abrió un restaurant de comidas argentinas donde vivía de la fama y reconocimiento ganado.

Fue en 1993 cuando fue invitado a participar en la película “Carlito’s Way”, protagonizada por Al Pacino y Sean Penn, bajo la dirección de Brian de Palma, siendo “Saso” su último personaje en la pantalla grande.

porcel al pacino

Desde 1995 abrazó la religión y hasta el día cuando falleció las ofició de pastor evangélico, renegando de su vida anterior llena de lujos, excesos y descontrol.

Los últimos años de Porcel no fueron los mejores del actor argentino, ya que terminó pesando sobre los 250 kilos y se desplazaba postrado en una silla de ruedas, con diabetes, artrosis y con mal de Parkinson predicando las escrituras bíblicas.

Hasta que en la madrugada del 16 de mayo de 2006 sucedió lo inevitable, falleciendo en un hospital de Miami, lejos de su patria y desarraigado de su vida anterior.

Como datos anecdóticos, pese a que siempre usaba la camiseta de Boca Juniors en algunos programas y era amigo íntimo de Diego Armando Maradona, Porcel era hincha de Racing Club, y en su adolescencia fue subcampeón en lanzamiento de bala, jugaba golf y era un eximio bailarín de rock and roll.

porcel 3

En cuanto a música era fanático de los Rolling Stones, sin embargo también amaba escuchar jazz y pintar, siendo los payasos sus representaciones favoritas. En 1980 Jorge Porcel grabó un disco de boleros titulado “Puro corazón”.

Acá es posible ver la intro del programa “Las gatitas y ratones de Porcel”:

Más sobre Humor

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios