Inicio » Inclusión » Equipo

Alberto Abarza: La ejemplar historia del eximio nadador paralímpico chileno que ganó medalla de oro en Tokio

La mañana de este miércoles, logró el oro en los 100 metros espalda.

La mañana de este miércoles, y continuando con el dominio que había mostrado en competencias anteriores, Alberto Abarza se colgó la medalla de oro en los 100 metros espalda, en los Juegos Paralímpicos que se desarrollan en Tokio.

El eximio nadador chileno, que ha conseguido 10 preseas en tan solo dos mundiales, y que en los Juegos Parapanamericanos de Lima se colgó tres doradas, tiene una increíble historia de vida.

Alberto

Sufre de una enfermedad llamada Charcot-Marie-Tooth, la cual es degenerativa y va atrofiando los músculos. A los 24 años, le dijeron que quedaría postrado, lo que aún no sucede pese a que ya pasó más de una década.

Poco antes del nacimiento de su hija, estuvo cerca de morir. Pasó un mes hospitalizado y los médicos, de forma milagrosa, lograron salvarle la vida. Y un tiempo después, comenzó a brillar en la disciplina.

Fue un entrenador de la Teletón el que le dijo que se dedicara a la natación. En 2017 llegó al número uno del mundo en la categoría S3, para personas que pueden bracear sin usar las piernas o el tronco.

“Tengo la fortuna de poder decir que soy feliz. Tengo una hija sanita y la disfruto mucho. Tengo mi novia, mis perros, no me hace falta nada. En el último tiempo he sentido el desgaste en mi cuerpo. Se nota en la respiración, que es lo más importante en el deporte que hago, y en las manos, ya no puedo escribir por ejemplo. Pero no tengo quejas, siento que le he ganado mucho tiempo a la vida”, dijo sobre su vida.

Más sobre Inclusión

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios