Bethany Hamilton: A los 13 años el ataque de un tiburón la dejó sin un brazo, hoy es una famosa surfista

Su nombre llegó a las principales portadas de los medios estadounidenses y despertó la admiración de todos.

Guía de: Inclusión

Bethany Hamilton es sinónimo de resiliencia y un verdadero ejemplo de superación. ¿La razón? A los 13 años fue atacada por un tiburón y perdió el brazo izquierdo, hoy es una de las deportistas más influyentes del mundo.

Instagram

El 31 de octubre del 2003, la surfista hawaina sufrió el ataque de un tiburón, hecho que cambió su vida.

En aquella época, la joven de 13 años se proyectaba como la mejor surfista del mundo con sus características: intrépida, arriesgada, valiente y decidida. “En el primer año ganó todo en lo que participó. Era una máquina y al poco tiempo la patrocinó Rip Curl”, recordó su padre Tom Hamilton en “Imparable: La vida sin miedo”, documental que relata la historia de su hija y que se emite en Netflix.
Instagram

Tercera hija del matrimonio entre Tom y Cheri, su talento hizo que a los 9 años, la empresa australiana Rip Curl pusiera sus ojos en ella para ofrecerle un contrato y a los 10 años debutó profesionalmente con una victoria en el vigésimo tercer campeonato anual Haleiwa Menehune.

El accidente
¿Cómo fue el día del accidente? Tal como ya era una tradición en la familia estadounidense que se instaló en Hawai, cerca de las 7 am, Bethany se levantó, desayunó, tomó su tabla y se dirigió a la playa de Kauai.

A las 7:35, acostada en su tabla, Bethany con un brazo sumergido en el agua, no imaginó lo que vendría: Un tiburón tigre de cuatro metros le arrancó el brazo izquierdo justo por debajo del hombro.

Instagram

Bethany fue trasladada a un hospital en estado crítico. Había perdido el 60% de su sangre tras el ataque. Sin embargo, ya en el centro médico la joven sólo decía: “Seré una surfista profesional”.

“A los seis días de perder el brazo ya tenía esperanzas de volver a surfear. No sabía lo que pasaría, ni cómo se vería, pero quería intentarlo”, recuerda Bethany y sólo cuatro semanas después del traumático accidente ya estaba nuevamente dentro del agua.

“La mitad de las dificultades de surfear con un brazo eran atravesar el oleaje para poder atrapar las olas. No podía salir porque no podía zambullirme. Las olas me chocaban una y otra vez”, explicaba la joven sobre aquellos momentos difíciles que enfrentó.

Su padre se desanimaba debido a los obstáculos que estaba teniendo su hija y decidió actuar. “Me di cuenta de que no podía aferrarse a su tabla y se me ocurrió la idea de colocarle un mango que usaría para aferrarse y poder zambullirse y luego salir”.

El éxito
Dos años después del accidente, Bethany sorprendió a todos al presentarse en el Nacional de Estados Unidos sub-18. Era la primera vez que una surfista iba a competir sin un brazo. Remar con un brazo, agarrar una ola, pararse en la tabla… parecía algo imposible. “Antes que nada, quiero agradecer a Jesucristo porque es mi todo. Sin él no podría estar hoy aquí. También a mi entrenador Ben Aipa, a ustedes y a todas las competidoras por hacer el torneo más divertido y difícil”, fueron las palabras de Bethany al momento de consagrarse campeona del evento.

Instagram

Su nombre llegó a las principales portadas de los medios estadounidenses y despertó la admiración de todos. Su autobiografía publicada en 2004 “Alma de surfista: una historia real de fe, familia y lucha por regresar a la tabla”, se volvió un éxito de ventas, al igual que su película “Heart Of a Soul Surfer”, que se estrenó en 2011 recaudó 10,6 millones de dólares durante el primer fin de semana.

Instagram

Bethany pudo seguir compitiendo contra las mejores y obtuvo grandes éxitos: primer lugar en el O’Neill Island Girl Junior Pro 2005, quinto puesto en NSSA National Championship sub 18 (2006) -torneo juvenil más importante-, tercera en el Roxy Pro Surf Festival (2008).

En lo personal, Bethany conoció en 2013 a Adam Dirks, su actual marido y con quien conformó una familia junto a sus tres hijos (Tobias, Wesley y Micah).

El año pasado, la hawaiana se sumó a la lista de los 50 deportistas más influyentes del 2021 junto a Lionel Messi, Simone Biles, Rafael Nadal y Lebron James, entre otros.

Más sobre Inclusión

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios