Ceguera, problemas auditivos y de equilibrio no le impidieron a este hombre transformarse en un gran triatleta

Martín encontró en el deporte una ayuda.

Guía de: Inclusión

Martín Kremenchuzky es argentino, tiene 45 años, es Ingeniero en Sistemas y atleta. Una enfermedad genética, denominada Síndrome de Usher, que produce hipoacusia y pérdida gradual de la visión.

martinkremen.com.ar

El deportista ha tenido que luchar contra grandes adversidades para cumplir su sueño y convertirse en triatleta. Actualmente, el hombre es ciego, tiene problemas auditivos y de equilibrio.

Una vez que el trasandino perdió la vista, cayó en una severa depresión, pero logró sobreponerse y asumió su discapacidad.

Así, Martín encontró en el deporte una ayuda. Salió a correr, a nadar, a andar en bicicleta, a bailar, entre otras actividades.

Se propuso superar los 10, 21, 42 kilómetros. Desde entonces, no se detuvo y se convirtió en el primer y único triatleta argentino ciego en completar un IronMan, además de haber conseguido el primer puesto en su categoría.

martinkremen.com.ar

Según reconoce en su sitio, su gran objetivo es realizar un IronMan en cada continente. Ya lleva tres competencias IronMan: Brasil 2015, Sudafrica 2017 y Nueva Zelanda 2018, sólo le queda dos etapas, Asia y Europa.

martinkremen.com.ar

Más sobre Inclusión

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X