Experta entrega las claves para implementar estrategias efectivas de inclusión en el Sistema Escolar Chileno

Claudia Figueroa abordó cómo incluir a los alumnos en el proceso de enseñanza y aprendizaje.

Guía de: Inclusión

La inclusión y no discriminación, son materias que se transforman en las máximas preocupaciones de padres con hijos o hijas en situación de discapacidad debido a la incorporación al sistema escolar. ¿Se efectuará una verdadera inclusión del niño?

Gentileza UNAB

“El incluir a un niño o niña en el sistema escolar, significa generar estrategias efectivas que le permitan a ellos, participar del proceso de enseñanza- aprendizaje formal”, subraya Claudia Figueroa León, fonoaudióloga y académica de la Facultad de Ciencias de la Rehabilitación de la U. Andrés Bello.

Según la especialista en cognición y en trastornos específicos del lenguaje, existen algunas estrategias que pueden ayudar a ejercer un proceso de inclusión efectivo:

1.- Todos como sociedad, debiéramos ser capaces de generar instancias, leyes, adaptaciones estructurales, etc., para favorecer la participación y acceso de los menores al sistema escolar. Eso en una sociedad como la nuestra, que tipifica y aisla a lo que nos parece “diferente”, significa que los padres y madres, y todos como comunidad, podrían incorporar y valorar la integración de niños neurodiversos en el aula y en la interacción con sus hijos con desarrollo típico en todos los contextos (plazas, teatro, centros de diversión, etc.).

2. En el desarrollo del currículum escolar, uno de los primeros desafíos de los menores y su proceso de inclusión es incorporarse a las rutinas establecidas en el aula. Para ello, se sugiere el uso de tableros de anticipación y agenda de programación, que permita acompañar a todos los niños en qué se hará durante su jornada y en qué momento esto sucederá. Ello no sólo mejora la comprensión, sino que también la planificación.

3. Otro de los hitos fundamentales, es el logro de la lecto escritura. Si bien, hoy es común que el sistema escolar plantee que no es un objetivo que los menores aprendan a leer en kínder, suele ser común que ya en este curso sean estimulados y enfrentados a tareas de aproximación. En el caso de los niños neurodiversos, es fundamental esta aproximación multisensorial. Esto se relaciona con que no puede ser sólo el canal auditivo o visual que se utilice para la diferenciación fonemática/ grafémica, sino que, junto a ello, lo propioceptivo, debe incluirse también (Formas representativas) y por, sobre todo, una experiencia con este proceso más global. Incluir modelos de lectura global, parece ser un buen ejemplo de ello.

4. Fomentar instancias nutritivas de interacción entre pares. Ello tiene relación con que el aprendizaje tiene un fundamento promotor que es la afectividad y motivación. Para esto la relación entre pares, puede ser estimulada, a través de tareas con roles acordados a las capacidades y potencialidades individuales. También, es posible generar equipos de trabajo ante tareas desafiantes en que se mezclen desarrollos en los niños, para fomentar como medida inicial la imitación, que mantenida en el tiempo puede posibilitarse como estrategias de aprendizaje más efectivas (niños que “saben más” les enseñan a otros que “saben menos”). Fomentar juegos en grupos. Promover, relaciones de cooperación entre los menores del aula.

5. Valorar siempre las capacidades, por sobre las dificultades, tanto públicamente (en el contexto aula) como privadamente. Todos somos y poseemos habilidades diversas, que pueden ser tremendamente útiles al servicio de otro o del aprendizaje.

6. Generar instancias de estimulación en el hogar de aquellas habilidades más descendidas en el menor, con estrategias precisas para que los padres logren con ellas explorar y facilitar los aprendizajes. Se debe considerar en este punto que, para algunos padres, es angustioso generar instancias de aprendizaje efectivas, por lo que requieren ser acompañados y valorados en sus logros o esfuerzos con formas concretas para el objetivo que se persigue.

7. Como último punto, es necesario considerar que, para muchos estudiosos, el real fundamento de la integración escolar es que nadie es “tan distinto” como para requerir medidas extraordinarias, sino que más bien, todos requerimos de una u otra manera facilitadores que potencien nuestro talento-habilidad o desarrollo oculto. Eso nos orienta a una mirada más real y amable con nuestras particularidades que no podemos olvidar, pero que al vivir en comunidad y formar sociedad, debemos cimentar en leyes igualmente integradoras de estas posibilidades.

Más sobre Inclusión

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios