Jóvenes chilenos con síndrome de Down muestran su talento como actores en obras adaptadas de Shakespeare

El ejercicio diario de ensayar y mejorar el trabajo ha permitido que esta vía sea un acceso a la inclusión laboral a través del campo de las artes.

Guía de: Inclusión

Hace ya un tiempo que están dando que hablar en el ambiente cultural. Se trata de la Fundación Manantial de Ilusión, quienes a través de la Compañía Nacional de Teatro Manantial de Ilusión -integrada por jóvenes con Síndrome de Down y dirigida por Víctor Romero-, se han ganado un lugar importante.

Facebook

Es precisamente este instructor adjunto y coordinador del equipo de profesionales de apoyo/ Arte-terapeuta del Centro UC Síndrome de Down, y magíster en Desarrollo Cognitivo de la Pontificia Universidad Católica de Chile, quien explica a Guioteca cómo con esta iniciativa se busca promover la inclusión en el país y cómo es la labor de los jóvenes entre 15 y 30 años con discapacidad cognitiva y riesgo social, quienes muestran todo el talento en cada uno de los trabajos que presentan.

- ¿En qué momento y por qué nace la Compañía de Teatro Manantial de Ilusión?

- La Fundación nace el 2015 con el fin de poder sistematizar la experiencia en artes escénicas, visuales y musicales que veníamos desarrollando hace 6 años y así poder generar una plataforma de mayor visibilidad y toma de conciencia en torno a personas en situación de discapacidad cognitiva y vulnerabilidad social. Hoy, nuestras líneas de trabajo son un taller de iniciación actoral, un taller de música, taller de bordado, taller de artes visuales y un foco de trabajo con familias y profesionales.

- Actualmente, ¿Cuántas personas la conforman?

La Compañía Nacional Música- Teatro Manantial de Ilusión la componen 28 jóvenes músicos y actores con discapacidad cognitiva y riesgo social. Nuestro taller de iniciación actoral está compuesto por 13 jóvenes con síndrome de Down, y un taller de bordado está dirigido a la población del pequeño Cottolengo y a familias.

Facebook

- ¿Cuáles son los logros que ha obtenido esta compañía?

Uno de nuestros mayores logros ha sido alcanzar una visibilidad y gran impacto respecto a nuestro trabajo. Hoy, los jóvenes logran ser reconocidos a lo largo de Chile por más de 2.500 asistentes como espectadores en las diversas funciones que hemos realizado. Por otro lado, el ejercicio diario de ensayar y mejorar el trabajo ha permitido que esta vía sea un acceso a la inclusión laboral a través del campo de las artes.

- ¿Cómo se efectúa el trabajo diario de la compañía? ¿Cómo es la metodología de los ensayos?

- Trabajamos dos veces por semana, cada sesión de trabajo con dos horas y media de ensayo. Nuestra metodología se basa en un principio de fortalecimiento a aspectos cognitivos con herramientas de enriquecimiento instrumental que permiten el acceso a la comprensión y desarrollo de las ideas dentro del proceso creativo, pero además hemos profundizado en el último tiempo en la creación colectiva dándole mayor realce al trabajo testimonial, biográfico, emocional y mundo imaginario de cada uno/a de los intérpretes.

- ¿Cómo nace el montaje y documental de Cactus, sólo muere lo que se olvida” (una de las obras más exitosas de la compañía)?

- El montaje nace desde los aspectos más biográficos de cada uno de los intérpretes (intereses, emociones asociadas a sus historias de vida, etapas de vida, etc.), pero además porque nos basamos en uno de los clásicos de W. Shakespeare, que reflejara las problemáticas transversales y contemporáneas a la historia, como el amor adolescente, prohibido, el poder, las clases sociales y la honestidad- fragilidad de las relaciones humanas que trascienden al mundo terrenal y que sólo mueren una vez que las olvidamos. Eso, vino a cerrarse de forma precisa con el momento en el que estábamos desarrollando nuestra creación y con el hito histórico que como país vivíamos: la conmemoración de los 100 años del nacimiento de Violeta Parra.

En ese sentido, quisimos cruzar y teñir de magia y arte de nuestra artista nacional, nuestro montaje inédito, que hoy se titula: “Cactus, sólo muere lo que se olvida”. Esto no podía quedarse sólo en el hecho de una función abierta al público general, y fue por esa razón que decidimos documentar parte importante del proceso creativo en un registro audiovisual, que fuera evidenciando la perseverancia, constancia, sistematicidad y todo el potencial que los jóvenes y el equipo técnico fue plasmando durante un año.

Para mí era fundamental dejar registro de aquello, dado que hay muchos aspectos que están detrás de escena que siempre quedan fuera: las horas y horas de ensayo, investigación, construcción de personajes, asociación y adaptación de un clásico a la vida y arte de Violeta Parra y biografías del elenco, para luego generar guiños con nuestra cultura local e idiosincrasia.

victor- ¿Cómo es el trabajo y compromiso que se logra con los actores de las obras que ponen en escena?

- El trabajo y compromiso es realmente increíble, logran vincularse de manera muy profesional, siendo muy conscientes de todo este proceso como un trabajo y desarrollo profesional, más que un espacio de ocio y tiempo libre.

Facebook

- La mayoría de los actores son jóvenes con síndrome de Down ¿Cuánto les ha ayudado la compañía de teatro para terminar con prejuicios y apostar por la verdadera inclusión?

- La mayoría de los intérpretes son personas en situación de discapacidad cognitiva, sin embargo hay personas que además son vulnerados en parte importante de sus derechos como ciudadanos, lo que no es un obstáculo para desarrollarse de forma plena, abierta y equitativa, apelando siempre a un mejor desarrollo emocional, cognitivo y social.

- ¿Cómo los interesados pueden llegar a ustedes?

- Pueden seguirnos en nuestras redes sociales en Instagram; en nuestro Facebook Fundación Manantial de Ilusión o escribirnos a: contacto@manantialdeilusión.cl.

Instagram

Más sobre Inclusión

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios