La chilena en situación de discapacidad que hizo historia en el Mundial de Dubái pese a la muerte de su padre

Francisca Mardones cuenta a Guioteca los momentos que vivió y cómo salió adelante.

Guía de: Inclusión

La atleta paralímpica Francisca Mardones hizo historia en el Mundial de Dubái. La lanzadora de la bala se quedó con la medalla de oro de la disciplina y rompió el récord mundial en la final planetaria.

Sin embargo, la vida no ha sido fácil y menos la previa a la cita deportiva mundial, ya que tres horas antes del inicio de su participación, se enteró del fallecimiento de su padre.

Gentileza

De su gran logro en Dubái, de su vida, de lo que piensa de la Inclusión y de cómo ha sobrellevado la muerte de su padre, habla con Guioteca esta campeona chilena, quien en el 2000 sufrió un accidente que le impidió caminar y enfrentar un sinfín de dolores.

-¿Por qué y cómo llegaste al deporte?

Llegué al tenis, porque un día saliendo de rehabilitación me invitan a participar de un taller de tenis en silla de ruedas. Al día siguiente, estaba en la cancha con la raqueta en la mano, desde ese día nunca más volví a dejar de practicar deporte.

-¿Cuál es tu sensación por tu último logro?

La verdad, tengo sentimientos encontrados, porque en esos días, estando lejos (en Dubái), a horas de debutar en mi primer mundial de Para Atletismo, mi padre fallece repentinamente y mi mejor manera de homenajearlo fue quedarme a competir por él, porque también sé que eso es lo que él hubiera querido que yo hiciera. Me quedé, competí y me sentí acompañada por él en todo momento, fue una sensación única y una energía extra que tuve, por eso digo que juntos ganamos la medalla de oro y batimos el récord mundial.

Gentileza

-¿Cómo te repusiste de la pena por la partida de tu padre?

Creo que aún no me repongo de la pena de no haber estado con mi papá en su último momento, pero fue algo tan repentino que si tomaba el primer avión que salía desde Emiratos Árabes a Chile, no habría alcanzado a llegar a tiempo para el funeral. Lo que me alivia esa pena es que el último año, mi papá solo hablaba que quería ir a Dubái, ese fue su último gran deseo, quería a toda costa ir, estar conmigo y verme competir en el Mundial. Es por eso que siento que haberme quedado allá y competir, fue una decisión difícil, pero acertada. De algún modo, él se las arregló para estar allá presente, ya que me dio fuerza para levantarme, dejar de llorar e ir a competir, y juntos logramos salir campeones mundiales y romper el récord mundial, fue un momento mágico.

-¿Cuáles son tus sueños a corto y mediano plazo?

Creo que he cumplido todos los sueños que alguna vez tuve, tanto en lo personal como en lo deportivo. Obviamente, sería lindo poder agregar una medalla Paralímpica a lo ya he logrado.

-¿Cómo has superado tu discapacidad para conseguir logros deportivos?

Han pasado tantos años que mi discapacidad ya no es tema. Si bien no es fácil adaptarse a las circunstancias, uno se las arregla para hacer todo o casi todo de una manera adaptada. Lo que más me ha costado y ha sido difícil para mí, es el aprender a vivir con dolor crónico, la mejor terapia que he tenido para mantener el dolor a raya es el deporte por la endorfina que me entrega.

-¿Qué piensas de la inclusión?

La inclusión es una tarea pendiente en Chile, creo que los últimos años ha mejorado bastante pero aún hay muchos aspectos por mejorar, partiendo por el derecho a rehabilitación, accesibilidad universal, mejorar la inclusión en educación, equiparar las pensiones, mejorar el transporte público y sobretodo mejorar las condiciones para los cuidadores de las personas con discapacidad.

-¿Cómo te definirías en una frase?

Creo ser perseverante, luchadora y soñadora

-¿Qué consejo le darías a jóvenes que tienen alguna discapacidad?

Que no tengan límites, que nadie les diga lo que pueden o no pueden hacer, que ellos mismos descubran lo que pueden ser capaz de hacer o lograr.

Más sobre Inclusión

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X