La inspiradora historia de Sheila Sánchez: Un accidente la dejó 8 meses en cama sin caminar y hoy lucha por un Chile inclusivo

Esta Trabajadora social tuvo un giro en su vida y hoy colabora con varias fundaciones dedicadas a las personas en situación de discapacidad.

Guía de: Inclusión

Sheila Sánchez Copaja tiene 45 años y un hijo de 15. Trabajadora social, fue miembro del directorio del Colegio de Trabajo Social y actualmente trabaja en ONGMaymuru como Coordinadora del Programa casas compartidas para personas en situación de calle y como asesora Profesional en la Fundación Impulso, en proyectos para personas en situación de discapacidad. Asimismo, es presidenta del Consejo Regional de la Discapacidad (Arica) hace 4 años.

“Trabajé en el sector público y privado por muchos años y con muchas dificultades”, reconoce Sheila, quien su vida se vinculó firmemente con el mundo de la discapacidad e inclusión.

Gentileza

“Mis padres son chilenos y emigraron hace muchos años al Ecuador. Mis hermanos menores y yo nacimos allá, y a mis 16 años, mis papás deciden regresar a Chile. Yo ya había terminado la enseñanza media y mis intenciones eran estudiar en la universidad, pero por mi corta edad y porque no traíamos los documentos educacionales timbrados por el Consulado de Chile en el Ecuador, tuvimos que regresar mi madre, mi hermana menor y yo para regularizar y timbrar los estudios de todos”, comienza a relatar a Guioteca su historia esta poderosa mujer.

De regreso a Chile, pasaría lo inesperado. “En el viaje por tierra, a fines del año 92, tuvimos un accidente de tránsito en Perú, quedando mi hermana al borde de la muerte, mi madre con lesiones y yo con lesiones y fracturas graves en la columna a nivel del cuello, lo que me dejó inmediatamente paralizada del cuello hacia abajo sin poder mover ninguna de mis extremidades. Desde entonces, empieza una nueva vida. En ese minuto, quedó todo paralizado, sueños futuros, deseos, crecimiento personal, todo” agrega.

La vida no fue fácil. “Estuve casi 8 meses o más en una cama sin poder moverme sola y, al menos unos cuatro meses más, de terapia para lograr sentarme en una silla de ruedas. Todo esto encerrada en un hospital.. Una vez que logré sentarme, me dan de alta, voy a mi domicilio y me incorporo a la Teletón, donde ya asistía mi hermana hace muchos meses. Diría que desde que piso la Teletón, empiezo a vincularme conscientemente al mundo de la discapacidad y al mundo de la integración, porque no existía la inclusión”, subraya.

Fue en la Teletón donde Sheila conoce a su marido, Patricio Cantillanez, kinesiólogo que, según recuerda esta profesional, “dedicó toda su vida profesional a la rehabilitación de los niños y a potenciar y fortalecer todas sus capacidades incluyendo los jóvenes como yo, que producto de este tipo de accidente medular, teníamos pocas esperanzas de recuperación. Fueron centenares o miles de niños y jóvenes los que pasaron y que hoy son grandes personas muchos profesionales y otros que han formado sus propias familias. Porque mi marido creía que no solamente se rehabilitaba el cuerpo, sino también el alma. No existían límites”.

Sheila también se refiere a la discriminación de la que fue blanco durante su proceso de rehabilitación y de crecimiento. Y no sólo una vez, sino que muchas veces. “Antes, con la poca información que había, la discriminación era muy dolorosa y desmotivadoras. Sin embargo, mi carácter y mis deseos de crecer, me permitieron estudiar, avanzar y luchar por una justicia social y por lograr que nuestra sociedad entienda que todos tenemos los mismos derechos y que debemos tener las mismas oportunidades”, subraya.

“Tuve varios procesos laborales en los que me iba súper bien en cuanto a la primera selección, a los primeros contactos, hasta que llegaba a la entrevista y me veían en silla de ruedas o, en los últimos años, acompañada de alguien para no caerme”, relata Sheila y agrega que “a pesar de tener un buen currículum todo quedaba en espera. Cada negativa que me entregaban o puerta que me cerraba, fue una razón para caer en depresión, por el contrario, eso hizo que creciera profesionalmente estudiando”.

Gentileza

Esta trabajadora social y activista, reconoce que en el camino hubo muchas personas que se compadecieron, pero también aparecieron quienes creyeron en ella y le dieron una oportunidad. “Eso me permitió demostrar, no solo a mí, sino a todos que soy tan capaz solo con algunas adecuaciones y ajustes necesarios en mi entorno laboral”, afirma.

“Creo que cada obstáculo, lo he superado por el carácter por mi convicción, por los deseos de superación y porque creo mucho en mi familia, que siempre me ha apoyado y que siempre me ha acompañado, incluso, ahora mi marido desde el cielo. Es quien guía cada uno de mis pasos, y porque tengo un hijo maravilloso y es el motivo por el cual lucho día a día”, detalla Sheila quien colabora para la Fundación Potencial 21, a quienes desde sus inicios de formación ha tratado de ayudar y colaborar en distintos aspectos.

Sin duda que esta mujer es voz autorizada en materia de discapacidad e inclusión. “Hoy, desde una mirada más sistémica y desde un enfoque de derechos, puedo decir que muchas de las propuestas y soluciones efectivas en materia de discapacidad, deben dejar de caer en la buena voluntad de las instituciones, de los servicios de los ministerios, de los parlamentarios…. la pandemia logró visibilizar muchas problemáticas, limitaciones y deficiencias, que siempre han existido, pero que no se querían ver. Hoy, no sólo sueño, sino que creo en que somos capaces de generar cambios y lo podemos lograr con una nueva constitución donde nosotros, las personas con discapacidad, seamos parte de la construcción de esta nueva Carta Magna, que entregue las nuevas directrices de un Estado que debiera ser plurinacional, garante de derechos, realmente inclusivo y preocupado de construir políticas públicas en conjunto con la sociedad. Quiero ser un aporte y quiero construir con todos un chile realmente inclusivo”, concluye.

Instagram

Sheila hoy puede dejar la silla.

Más sobre Inclusión

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios