Michael Phelps: Una historia de superación y éxitos para conocer en el Día del Autismo

En el Día Mundial de la Conciencia sobre el Trastorno del Espectro Autista, la historia del nadador, quien tiene una forma de autismo relacionada con el déficit atencional, es un ejemplo.

Guía de: Inclusión

Michael Phelps es conocido en todo el mundo por una sorprendente colección de 28 medallas olímpicas, convirtiéndose en el deportista olímpico más condecorado de todos los tiempos.

AFP

Sin embargo, su vida no fue fácil, especialmente en la época de su infancia. En ese periodo se le diagnosticó TDHA (Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad), un tipo de autismo que no permite a los niños concentrarse correctamente en sus actividades, tareas, etc.

El origen del Trastorno del Espectro Autista (TEA) es aún desconocido. Desde el 2008 se proclamó cada 2 de abril como el Día Mundial de la Conciencia sobre el Trastorno del Espectro Autista para dar a conocer la necesidad de ayudar a mejorar las condiciones de vida de los niños y adultos que lo tienen.

Michael Phelps, considerado uno de los mejores deportistas de la historia, en su época de preescolar las profesoras se quejaban de su hiperactividad, falta de concentración, mal comportamiento y falta de intención de seguir indicaciones u órdenes.

A sus 9 años de edad, Phelps empezó un tratamiento y fue a esa edad cuando empezó a familiarizarse con la natación.

AP

Fue en una conferencia de prensa en los Juegos Olímpicos de Pekín, donde el campeón reconoció que si profesora de lengua le había dicho que nunca sería capaz de lograr nada: “Lo que he hecho es enseñar a la gente que lograr lo que se quiere es posible”, dijo en ese entonces Michael Phelps.

Finalmente, este hombre se transformó en un coleccionista de premios hasta su retiro de la natación a los 31 años.

Los niños con cualquier condición pueden llegar tan alto como se los permitan.

Más sobre Inclusión

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X