Orquesta Nacional de Ciegos: Emotiva historia de perseverancia, lucha y amor por la música

Doce jóvenes entre los 21 y los 29 años son apasionados por la música, pero comparten la frustración de vivir constantemente buscando financiamiento.

Guía de: Inclusión

Hace 14 años, Esteban González tomó el desafío de enseñar a tocar instrumentos a un grupo de jóvenes ciegos que asistían a un colegio en Santiago. Tras años de constancia y esfuerzo, hoy están establecidos como una banda capaz de deleitar con su talento y hacer olvidar que viven con una discapacidad visual.

Orquesta Nacional de Ciegos

Esta es la historia de perseverancia, de lucha y amor por la música de la Orquesta Nacional de Ciegos de Chile (ONACC). Doce jóvenes, la mayoría de sus integrantes entre los 21 y los 29 años, son apasionados por la música, pero comparten la frustración de vivir en un constante trabajo para conseguir financiamiento o un sueldo.

Esteban González, director y creador de la orquesta, aseguró a Emol que “eso hace que el proyecto pueda morir, pero si contáramos con un sueldo por parte del Estado comenzaría a ser como cualquier trabajo. Entonces deberían asistir a ensayos, perfeccionarse, preparar sus shows y se convertiría en un trabajo estable”.

Orquesta Nacional de Ciegos

El sacrificio de la banda ha sido notable. En un principio trasladaban los instrumentos en su propio auto, los cargaban ellos mismos. Los músicos se movían de comuna en comuna en transporte público. Si bien para algunos, la situación ha mejorado, existen elementos talentosos que han partido de la agrupación. “Hay un joven de 27 años que se convirtió en papá hace poco tiempo. Él y su pareja son ciegos. Para mantener a su familia tuvo que ingresar a trabajar a un banco, a un call center, y efectivamente recibe un suelo, pero le estresa esto de no tener tiempo, de no poder tocar música y estar haciendo algo que no le gusta. Se está perdiendo ahí, y él se deprime por no poder estar con la orquesta y solo poder ir los fines de semana, y nosotros también por no contar con su música”, relata González al sitio Emol.

En tanto, Adolfo, un hombre de 29 años, planea pasar toda su vida haciendo música. Ya lleva 14 años en la banda y espera que en un futuro le permita adquirir bienes y formar una familia.

Más sobre Inclusión

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X