Pese a que niña de tres años duerme sólo 90 minutos cada noche, no pierde la alegría de vivir

La pequeña canadiense, residente de la ciudad de Ontario, no puede hablar y tiene períodos de atención muy breves.

Guía de: Inclusión

Se llama Ever Hisko y le diagnosticaron recientemente el síndrome de Angelman, una condición que afecta al sistema nervioso y cuyos síntomas consisten en retraso en el desarrollo sicomotor, epilepsia, una capacidad lingüística reducida o nula, escasa receptividad comunicativa, baja coordinación motriz, problemas de equilibrio y movimiento.

Según destaca Daily Mail, con apenas tres años, la pequeña canadiense, residente de la ciudad de Ontario, duerme sólo 90 minutos cada noche, no puede hablar, tiene períodos de atención muy breves y para comunicarse debe apuntar a las imágenes.

Pocas veces, sus padres, Robin Audette y Kirk Hisko, pueden dormir más de seis horas por noche. Incluso se deben turnar para que uno de ellos acompañe a la niña.

“Somos humanos y necesitamos dormir, pero ella no lo hace. Es increíble. Puede funcionar sin dormir y seguir siendo feliz”, declaró su madre Robin a Daily Mail.

Su padre, Kirk, elogió la actitud de la pequeña a pesar de sufrir ese extraño síndrome. “Ella es increíble. Nada la baja ni la detiene, y nunca deja de intentarlo”, dijo y agregó: “Ella ni siquiera parece darse cuenta de que no está haciendo algo que todo el mundo hace, porque está tan bien, envía tanto amor”.

nina-duerme4 nina-duerme3 nina-duerme2

 

 

 

Más sobre Inclusión

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X