Sheila Sánchez, candidata a la Asamblea Constituyente, buscará llevar las ideas de la inclusión e igualdad

A sus 45 años, esta trabajadora social busca aportar desde su experiencia en la redacción de la nueva Constitución.

Guía de: Inclusión

Sheila Sánchez es trabajadora social, tiene 45 años y un hijo (15). Fue un accidente que la dejó ocho meses en cama sin caminar y desde entonces no se ha detenido en su lucha por un Chile inclusivo.

Gentileza

Fue miembro del directorio del Colegio de Trabajo Social y, actualmente, trabaja en ONGMaymuru como coordinadora del programa Casas Compartidas para personas en situación de calle y como asesora profesional en la Fundación Impulso, en proyectos para personas en situación de discapacidad. Asimismo, es presidenta del Consejo Regional de la Discapacidad (Arica) hace cuatro años.

¿Qué te motivó para postularte como Constituyente?
Soy una mujer comprometida con la justicia social y con el respeto a los Derechos Humanos, principalmente de aquellos que debieron de estar consagrados en nuestra constitución como nuestros adultos mayores, las personas en situación de calle, las personas en situación de discapacidad, los niños niñas y jóvenes así como las mujeres. Este país aún no ha sido capaz de disminuir la brecha y lograr una equidad de género. Son casi 30 años viviendo en carne propia la injusticia la discriminación, la falta de oportunidades la desigualdad en un modelo de sociedad cuya estructura quedó estancada, hoy no se ajusta a la nueva realidad en que vivimos. Me convencí que la única manera de poder generar los cambios radicales, es desde adentro, no quiero que esta nueva Constitución este escrita por las mismas y los mismos de siempre y que no sean capaces de representar lo que hoy nosotros como pueblo queremos. Nada de nosotros sin nosotros.

¿Cómo ha sido el apoyo de familia y amigos en tu postulación?
Cuando tomé esta decisión lo hice en conjunto con mi hijo y mi esposo que, desde el cielo, guía mis pasos y después lo conversé con mis padres. Mi padre, quien falleció hace poco más de un mes, me dijo: “si no lo haces, si no lo intentas, vivirás decepcionada contigo misma, ya que no tendrá ningún sentido todo lo que has hecho durante tantos años”. Mi madre, al principio no le gustó mucho la idea, porque como toda madre se preocupa, pero hoy es una de las voceras del equipo de campaña.  Además de mi familia y amigos cercanos, el gran apoyo y el motor que hoy tengo para enfrentar este desafío en las personas en situación de discapacidad, son aquellas agrupaciones fundaciones y corporaciones con quién vengo compartiendo y trabajando hace muchos años en mi región. Soy la única candidata en situación de discapacidad, esto es un hecho histórico. A través de esta candidatura quiero que se le abran las puertas a todas las personas en situación de discapacidad que buscan ocupar estos espacios, pero que muchas veces no se atreven.

Gentileza

¿Cuáles crees que son los temas que deberían estar sí o sí en la nueva Constitución?
Reconocimiento constitucional y jurídico de las personas en situación de discapacidad como sujetos de derecho. Accesibilidad Universal en todos los ámbitos, en los poderes del estado y procedimientos de los mismos. Descentralización efectiva con autonomía y autodeterminación, que permitan un desarrollo sustentable respetando la Ecología Social y Cultura de la Región. Recuperación de los recursos naturales, no más privatización, la Protección, restauración y desarrollo es responsabilidad del Estado.

¿Inclusión?
La Constitución política de nuestro país tiene que ser inclusiva, donde seamos capaces de acoger a los niños, niñas, jóvenes, adultos y adultos mayores, personas con discapacidad, en situación de calle, sin importar su identidad de género, respetando su cultura etnia y descendencia. Garantizar un Sistema de Protección Social equilibrado, solidario, respetando la dignidad, derechos y necesidades de todas las personas, especialmente de adultos mayores y personas en situación de discapacidad. Garantizar el derecho y acceso universal a la salud, educación y trabajo, necesidades básicas del ser humano con equidad de género y con carácter de prioritarios, implementando así toda convención y tratado para que su aplicación no sea inconstitucional. Reconocimiento de los Pueblos Originarios y tribales como los Afrodescendientes, restauración de sus territorios y respeto a su cultura ancestral, incorporando su lengua nativa.

¿Cómo podrías definir el camino de tu postulación?
No es un camino fácil, he tenido que aprender mucho sobre todo del sistema actual de elecciones, que claramente no facilita el proceso para los independientes, por el contrario, existen claras desventajas. Sin embargo, estoy convencida que cuando se trabaja por un objetivo en común y potenciando al máximo la participación ciudadana, podemos lograr no sólo ser una Convencionalista Constituyente que represente mi región, sino que podemos lograr que la visión de todos y cada uno de nosotros y nosotras este siempre al centro de la mesa. Mi compromiso es ser la voz de quienes nunca han sido escuchados y de defender la propuesta constitucional que estamos construyendo.

¿Qué aspectos destacas de este proceso?
Debo ser muy sincera y la verdad es que no ha sido muy fácil. Al principio, no había información, los parlamentarios se demoraron muchísimo en aprobar un porcentaje de obligatoriedad hacia los partidos políticos para que llevarán candidatos con discapacidad cuando inicialmente lo que se pedía eran escaños reservados, pero esa figura no se logró. Esto significó que, inicialmente, uno debía recolectar patrocinios, firmas que debían ser inicialmente ante un notario público, lo que tiene un costo alto y, por otro lado, en un contexto de pandemia. Posteriormente, se abre la posibilidad de los patrocinios en línea, esa fue una gran noticia y, en honor a la verdad, fue el mejor acierto del Servel.

¿Crees que es difícil el camino en política para las personas en situación de discapacidad?
No sólo para quienes tenemos discapacidad es difícil. En nuestro caso, se ve aún más agravado por todas las barreras que pone la sociedad, una de ellas y que la vivimos durante el proceso de exigir un porcentaje de candidatos en las listas, fue ver cómo varios parlamentarios de las distintas cámaras pensarán  que por tener discapacidad no íbamos a ser capaces o no teníamos las competencias necesarias. La información que hoy se entrega en todos los medios, a pesar de los esfuerzos de algunos, aún sigue siendo inaccesible con publicaciones de infografías sin descripción, o los vídeos sin intérprete de lengua de señas ni subtítulos para que la comunidad sorda. El acceso a la información es la que permite el empoderamiento.

Gentileza

Más sobre Inclusión

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios