Anne Boden, la cajera que creó su propio banco y revoluciona al mundo financiero

La mujer es un ejemplo de superación y de lograr adaptarse a las nuevas tecnologías en beneficio de las personas.

Guía de: Internacional

Boden creó Starling un banco al que se ingresa mediante una App. Foto: BBC Mundo,

Boden creó Starling un banco al que se ingresa mediante una App. Foto: BBC Mundo,

BBC Mundo recientemente ha destacado el caso de Anne Boden, quien es hija de un obrero y una empleada de una tienda. Lo particular es que Boden trabajó hasta comienzos de la década de los ’80 como cajera en un banco de Londres, pero gracias a su esfuerzo, compromiso, trabajo y disciplina, logró ascender profesionalmente hasta insertarse en las altas esferas de empresas del prestigio del Royal Bank of Scotland, el UBS de Suiza, el ABN AMRO de Holanda y el Allied Irish Banks.

En su carrera profesional le tocó enfrentarse a la gran crisis financiera de 2008, y que pudo sortear de buena forma gracias a que reflexionó en aquella época cómo las entidades financieras podían trabajar de otra forma y beneficiar a sus clientes. “Por muchos años nos creíamos invencibles. Después de la crisis financiera, pasé mucho tiempo tratando de descubrir qué había pasado y cómo podíamos arreglarlo”, expresó al laureado medio británico.

Luego de ese período de reflexión, Boden ingresó al naciente mundo de la tecnología financiera, lo que se denomina fintech, en inglés. Allí pudo percatarse que multitudes de emprendedores trataban de llevar el hasta entonces poco amable mundo de las finanzas en una dirección completamente opuesta. Así decidió renunciar a su prestigioso cargo y protagonizar un viaje que la llevaría a crear Starling, un banco británico que tiene como características no poseer sucursales y que funciona exclusivamente con una aplicación en el teléfono celular.

Starling posee 100 trabajadores entre ingenieros, banqueros y expertos en marketing. BBC Mundo.

Starling posee 100 trabajadores entre ingenieros, banqueros y expertos en marketing. BBC Mundo.

Starling tiene casi un centenar de empleados, entre los que se componen ingenieros, banqueros y expertos en marketing y su ‘particular’ modelo de negocio es competir codo a codo con los grandes bancos, reduciendo al mínimo los costos de su operación, además de enfocarse específicamente en nichos.  Un ejemplo de esto es que a diferencia de los bancos que resguardan celosamente la información de sus clientes, los datos de los clientes en Starling se pueden compartir, previa autorización, con desarrolladores, startups y socios estratégicos que les ofrezcan a los clientes servicios personalizados y lograr asociaciones clave.

Una mujer afortunada

Boden en su infancia y adolescencia pensaba que algún día trabajaría como científica en un pueblo rural y nunca se vio a sí misma viviendo en Londres, ni mucho menos participando en el frío mundo bancario. “Fui muy afortunada de haber estado en el lugar correcto a la hora correcta”.

Bonen se rodea de jóvenes, quienes tienen el impulso de cambiar el exigente mundo fintech. Foto: BBC Mundo.

Bonen se rodea de jóvenes, quienes tienen el impulso de cambiar el exigente mundo fintech. Foto: BBC Mundo.

Cuando trabajó en sus comienzos en la banca pudo ir logrando la excelencia profesional combinando sus habilidades informáticas con los constantes desafíos del mundo financiero. Pero como suele ocurrirles a las mujeres en el mundo, tuvo que abrirse paso en un mundo poblado de hombres, que no siempre le veían con los mejores ojos. “Siempre he sido diferente. Siempre he tenido un acento galés. No me importa ser distinta: la única mujer en la sala de reuniones, la que dice una opinión distinta a los demás. Te acostumbras a tener la confianza para cambiar las cosas, para innovar”, destacó.

Boden ha tenido que hacerle frente a la competencia en el exigente mundo fintech porque han aparecido otras aplicaciones similares como Monzo, Tandem, Atom o Fidor, con los que luchan estrechamente por segmentos de clientes similares al que atiende Starling. Todos ellos se presentan como ‘bancos abiertos’ e innovadores que luchan por incorporar a los talentos jóvenes que vienen a trabajar en la tecnología financiera. Pero la tenaz competencia que ha surgido al paso le demuestra fehacientemente que ha transitado el camino correcto y que aún le queda mucho por innovar en el exigente mundo bancario postmoderno.

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X