Inicio » Internacional » Equipo

Cinco obstáculos para la reelección de Obama

El 6 de noviembre de 2012 se realizarán las elecciones presidenciales de Estados Unidos, en las cuales el actual mandatario, Barack Obama, irá por la reelección. ¿Qué podría dificultar su objetivo?

Reforma de impuestos

Un tema central de los últimos meses que podría complicar la reelección de Obama ha sido el cada vez mayor distanciamiento entre los republicanos y los demócratas (bloque al cual pertenece Obama). La cúspide de esta difícil relación se vivió en forma previa al acuerdo final que permitió evitar que Estados Unidos cayera en una crisis. Si bien finalmente se logró un consenso, quedó de manifiesto que republicanos y demócratas tienen posturas muy opuestas en torno a la reforma de impuestos, que es un tema clave, no sólo por la delicada situación económica actual, sino que, también, para el correcto funcionamiento de la reforma sanitaria.

La gran pregunta para la reelección de Obama es saber qué ocurrirá en el mediano plazo, pues el mismo Obama aseguró que no había quedado conforme con el entendimiento que se había conseguido con la oposición. Este punto, no queda duda, será uno de los grandes ejes en la parte final del gobierno del actual mandatario, pero no sólo desde el prisma social (resolver los problemas de la población), sino que también respecto a la lucha presidencial que actualmente tienen demócratas y republicanos. ¿La gente irá a castigar a Obama por no haber conseguido la reforma de impuestos?, ¿o reclamará contra la oposición por haber puesto problemas a una posible solución de un tema tan delicado?

La cesantía y las difíciles condiciones laborales

Obama reelecion

Foto: AP

Obama deberá superar varios obstáculos para lograr su reelección como Presidente de EE.UU.

Con índices de cesantía por sobre lo habitual en Estados Unidos, el paro es uno de los complejos asuntos que ha debido enfrentar la reelección de Obama. Esto, más encima, en medio de la fuerte crisis económica que afecta a la mayoría de las grandes potencias. Con un 9.1% de desempleo (cifras de septiembre), las especulaciones en las bolsas se han convertido en una tónica y esto ha significado que se produzcan bajas en los principales mercados bursátiles de otras regiones. De poco ha servido que en septiembre se crearan más de 100.000 nuevos trabajos, ya que la oposición nuevamente volvió a taponear una iniciativa del presidente Obama. En esta ocasión, se trata del plan de empleo presentado por el mandatario estadounidense, el cual, entre otras cosas, generaría casi dos millones de nuevos empleos. El hecho de no poder implementar este proyecto, nuevamente ante la oposición de los republicanos, pero también de algunos demócratas, pondrá en jaque las aspiraciones de la reelección.

La respuesta de los indignados

Relacionado con los dos puntos anteriormente descritos aparece un tercer elemento interno a tomar en cuenta. Hace cerca de tres semanas, y sin gran revuelo mediático, los “indignados” estadounidenses imitaron lo hecho por los egipcios, durante su lucha contra Hosni Mubarak, en la Plaza Tahrir. Así fue que comenzaron a acampar en Wall Street, famoso barrio financiero de Nueva York, Estados Unidos, pero ahora están decididos a actuar con más fuerza. Es por eso que han planeado manifestaciones en otras ciudades y, junto a eso, una marcha hacia las casas de los “capitalistas” de Manhattan.

Si bien todavía se trata de un movimiento incipiente, cabe preguntarse qué ocurrirá en el corto plazo, ya que no se trata de un grupo político, sino que de diversas personas que critican, principalmente, la gestión de Barack Obama y la “depredación” de los grandes poderes financieros. Otro obstáculo en la reelección de Obama.

La cuestión palestino-israelí

A nivel interno, será interesante ver qué pensará el electorado ante la postura, por un lado, de Barack Obama y, por el otro, del Congreso estadounidense ante el posible reconocimiento de Palestina como miembro número 194 de la Organización de Naciones Unidas (ONU). En mayo pasado, Obama pidió la existencia de Palestina, como estado, con los límites de 1967, pero tras el gran apoyo – que contó con una gran ovación en el Congreso mismo- que dieron los congresistas estadounidenses a Benjamin Netanyahu, primer ministro de Israel, el presidente de Estados Unidos pareció quedar atrapado. Esto último se confirmó en la reciente Asamblea General de la ONU, en la cual Barack Obama anunció que su país aplicaría el veto ante la petición palestina. ¿Qué consecuencias traerá esto entre los demócratas?, ¿y qué ocurrirá con los indecisos?

El factor Al Qaeda

Por último, con el asesinato de Osama Bin Laden y con el anuncio de la muerte de varios de los principales líderes en países como Afganistán, Somalía y Yemen, parece ser que el “comodín” de Al Qaeda se ha debilitado. En su momento, tras oficializarse la muerte de Bin Laden en manos de fuerzas estadounidenses, la aprobación de Obama subió cerca de 25 puntos, pero al poco tiempo nuevamente bajaron los niveles de aprobación. La gran pregunta es qué efecto positivo podría tener el anuncio de nuevas bajas en Al Qaeda, siendo que sus principales referentes ya han sido abatidos. Otra interrogante más para la reelección de Obama.

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X