Inicio » Internacional » Equipo

Detienen a “La diabla”: De escort a una de las más temibles sicarias del narcotráfico

En su contra pesan acusaciones por delitos de homicidio, extorsión y tráfico de estupefacientes.

Tiene apenas 22 años, pero su vinculación con el mundo del delito ya es muy extensa, como quedó en evidencia tras su detención. Se trata de Yuri Patricia Sánchez tiene 22 años, colombiana, alias la “La diabla”.

Su apodo criminal proviene de que, desde pequeña, se apartó de las creencias religiosas de su familia y empezó a incursionar en el mundo de la delincuencia.

Según expresaron autoridades policiales colombianas, la principal acusación en su contra es que proveía de información de inteligencia a los sicarios del “Clan Úsuga” para que sus víctimas quedaran marcadas y luego fueran extorsionadas o asesinadas.

diabla1

“La diabla” al momento de su detención.

En el marco de estas acusaciones, se le imputa a “La diabla” estar involucrada en el asesinato de siete policías, hechos ocurridos en septiembre del 2014 por parte de la agrupación narcotraficante.

“Esta joven de 22 años conoce la verdad de los crímenes ejecutados en el sur de Córdoba contra integrantes de la Fuerza Pública y adolescentes que se negaron a ingresar a la organización narcotraficante. Igualmente, sería la encargada de brindar información privilegiada sobre pobladores, comerciantes y ganaderos que podrían convertirse en víctimas de extorsión”, informó un general de las fuerzas de seguridad colombianas.

Durante su juventud, se hizo conocida por las peleas callejeras en las que participaba, además de relacionarse afectivamente con algunos de los líderes del temido “Clan Úsuga”.

También ejerció como escort en sus comienzos, antes de consolidarse en la organización criminal.  “De ‘dama de compañía’, pasó a ser una integrante activa de la estructura de ‘Cobra Dos’, el jefe narcotraficante en San José de Uré, Montelíbano, Puerto Libertador, Tierralta y Valencia (Córdoba)”, aseguró el comandante policial.

En su contra pesan acusaciones por delitos de homicidio, extorsión y tráfico de estupefacientes. Además, está imputada por conseguir y ocultar armas para los sicarios del “Clan Úsuga”.

El Clan Úsuga opera con sus redes de narcotráfico en el departamento de Córdoba, uno de los 32 que tiene Colombia, y está ubicado al norte de este país.

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X