Inicio » Internacional » Equipo

Elecciones en Perú

La elecciones en Perú apuntan a una segunda vuelta muy disputada. Conozca más sobre los candidatos favoritos y sobre una pregunta de fondo: ¿En qué afectan estas elecciones a Chile?

Quizás lo más llamativo de los comicios presidenciales de Perú sea la presencia de ciertos nombres que se repiten o que, al menos, rememoran a anteriores mandatarios peruanos. Es así que destacan el polémico Ollanta Humala, el ex presidente Alejandro Toledo y Keiko Fujimori, hija del Alberto Fujimori, quien no sólo accedió a la presencia en tiempos pasados (período 1990-2000), sino que también fue procesado por la justicia y actualmente cumple una pena de 25 años de cárcel.

El simple hecho de ver estos candidatos y la posibilidad que el actual presidente, Alan García, quizás se presente en las elecciones presidenciales de 2015, ha provocado una mirada superficial por parte de la sociedad chilena y de los mismos peruanos, pero, en paralelo, ha generado una instancia reflexiva y analítica acerca de la realidad política de Perú.

Presidenciales Perú

Foto: AFP

Los planes de los candidatos están básicamente orientados a combatir la pobreza, así como también los altos niveles de delincuencia y narcotráfico.

Según los sondeos previos, hay dos certezas que a estas alturas ya nadie discute. La primera, que habrá un balotaje, ya que ningún candidato obtendrá la mayoría en esta ronda. La segunda, que Ollanta Humala ganaría la primera vuelta, pero sin que eso implique, necesariamente, un triunfo final en estos comicios.

En relación a este tema, dos últimas mediciones han dado claras luces de lo que podría suceder este domingo. Según la encuesta Ipsos Apoyo, una de las más confiables, entregó un 27.2% para Humala y un 20.5% para Keiko Fujimori, quienes estarían avanzando al balotaje. Más atrás aparecen Alejandro Toledo, con el 18.5%, y Pedro Pablo Kuczynski, que finalmente será el candidato oficialista del Partido Aprista Peruano (APRA), con el 18.1%.

Mientras, un sondeo de la Compañía de Estudios de Mercado también deja a Humala en el primer lugar, con el 29% de los votos y seguido por Fujimori con el 21.5%. El gran cambio es que Kuczynski desplaza  Toledo del tercer lugar, al llegar al 19.3% y 15%, respectivamente.

En este contexto, la lectura casi obligada es que el electorado peruano tendrá que decidir entre un candidato radical y con simpatía por la izquierda sudamericana (Ollanta Humala) u otro de tendencias más centralizadas y, más que eso, con una política económica que, a pesar de ciertas diferencias, mantienen la línea que ha venido manejando Alan García.

Sin embargo, las conclusiones no son tan simples, ni deben serlo. Toledo, Fujimori y Kuczynski no son iguales. El primero podría ser descrito como un político moderado y cuya metodología ya fue conocida bajo su mandato (2001-2006), la segunda cuenta con gran apoyo de los “fujimoristas”, pero muchos sospechan que pueda caer en un gobierno autoritario y, por último, el tercer sería el continuismo de García, el cual no ha sido capaz de solucionar problemas esenciales  y que termina su mandato con una bajísima aprobación.

Los demás candidatos, dentro de los cuales destaca Rafael Belaúnde, hijo de un ex presidente y que ha definido a su sector como el “anti-sistema“, no parecen tener mayor relevancia a nivel macro, pues no estarían peleando por un cupo en la segunda vuelta electoral.  De todas formas, sí pueden generar ruidos internos y bien pueden ser los votos definitorios en el balotaje.

Respecto a este último, queda la impresión que, si bien no son buenas las comparaciones, podría ocurrir un fenómeno similar a lo acontecido con Marco Enríquez-Ominami en las elecciones presidenciales chilenas de 2009.  Dicha afirmación se basa en el punto que mucho simpatizaron con Enríquez-Ominami en la primera vuelta como un voto de protesta contra la derecha y la Concertación, pero, finalmente, no todos estaban dispuestos a que él fuese el futuro presidente de Chile.  Son contextos y realidades muy diferentes, pero Ollanta Humala, en cierta medida, podría tener un camino parecido a este. En su caso particular, seguramente ganará la primera vuelta electoral, pero da la impresión que en el balotaje aparece con mayor opción un viejo conocido como Alejandro Toledo, incluso por sobre Keiko Fujimori.

Por último, dos temas ameritan una rápida revisión. El primero, y quizás lo más importante para Chile, en estas elecciones se demarcará el que podría ser el futuro de las relaciones chileno-peruanas en los próximos cuatro años y, específicamente, en el tema de la demanda marítima que Perú presentó ante Chile en La Haya. En este sentido, existen temores -tanto en tierras peruanas como chilenas- que un triunfo de Humala resienta aún más los nexos y aumente la posibilidad de tener más fricciones en este complejo asunto. Por contrapartida, la victoria de Toledo parece ser, a priori, la mejor alternativa para la diplomacia chilena.

Y, para terminar, no queda duda que los principales candidatos de estos comicios presidenciales peruanos han optado por sumarse a la “diplomacia pública 2.0″, lo cual queda de manifiesto con las cuentas de Twitter de Ollanta Humala, Keiko Fujimori, Alejandro Toledo y Pedro Pablo Kuczynski, las cuales muestran una nueva forma de acercarse a los votantes, cada vez más conectados y también cada vez más exigentes.

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X