Japón genera fuerte controversia luego de decidir verter agua tratada de la central nuclear de Fukushima al mar

La medida ha sido ampliamente criticada por países vecinos, grupos ecologistas y pescadores de la zona.

Guía de: Internacional

El accidente en la central nuclear de Fukushima, a raíz del terremoto que azotó a Japón en 2011, todavía causa estragos.

El accidente en la central nuclear de Fukushima, a raíz del terremoto que azotó a Japón en 2011, todavía causa estragos.

Luego de meses de intensos y arduos debates Japón anunció que liberará gradualmente al océano más de un millón de toneladas de aguas residuales tratadas en la central nuclear de Fukushima, la que sufrió daños en su infraestructura y varios reactores a raíz de un terremoto grado 9.0 que dejó 19 mil víctimas fatales, acaecido el 11 de marzo de 2009. Ese accidente fue catalogado como el peor desastre nuclear desde Chernóbil.

La razón tras la polémica medida es que según las autoridades esta sería la mejor opción debido a la falta de espacio para acumular líquidos. Sabiendo que esta decisión traerá reacciones negativas se comprometieron a realizar la polémica operación de modo seguro y tardaría alrededor de dos años en empezar y podría prologarse por varias décadas.

“Un tema que no puede ser evitado”

Según consigna La Vanguardia, Yoshihide Suga, primer ministro nipón, señaló que la opción elegida es “más realista” frente a “un problema que no puede ser evitado” más tiempo. Suga se comprometió a “garantizar la seguridad del agua tratada y abordar la desinformación” que pueda surgir acerca del espinudo tema. Para definir los detalles del plan la autoridad se reunirá con su gabinete para discutir prontamente el plan.

Yoshihide Suga, primer ministro japonés, aseguró que este tema no puede seguir posponiéndose y se debe actuar a la brevedad.

Yoshihide Suga, primer ministro japonés, aseguró que este tema no puede seguir posponiéndose y se debe actuar a la brevedad.

Hasta hoy aproximadamente se guardan celosamente mil tanques erigidos en la zona, los que acumulan cerca de 1,25 millones de toneladas de agua ocupada para refrigerar la fallida planta, que se mezcla con lluvia y aguas subterráneas también contaminadas. Hasta donde se sabe la Compañía de Energía Eléctrica de Tokio (Tepco) lleva bastante tiempo señalando que cada día que pasa acumula cerca de 140 nuevas toneladas más y en 2022 se quedará sin más espacio para seguir almacenándola. El diario español indica que gracias a un avanzado sistema de procesamiento se logra eliminar el material radiactivo excepto el tritio, el cual es un isótopo de hidrógeno que no es dañino para los humanos en bajas cantidades.

¿Qué dicen los especialistas?

Muchos expertos en materias nucleares apoyan la decisión del gobierno japonés puesto que los compuestos radiactivos, a excepción del mentado tritio, se eliminarán del agua o se reducirán hasta alcanzar niveles seguros antes de ser liberados en el mar. Este proceso es muy similar al empleado por otras plantas nucleares en el mundo.

Reacciones negativas

Como era de esperar comunidades de pescadores locales creen firmemente que el vertido de las polémicas aguas harán quienes consumen productos marinos eviten hacerlo afectando directamente su actividad económica. “No podemos respaldar este movimiento, con el que rompen su promesa y liberan el agua de forma unilateral” expresó Kanji Tachiya, perteneciente a una cooperativa pesquera local.

Los pescadores japoneses creen que su actividad resultará afectada por la poca confianza que tendrán los consumidores tras verter desechos al mar.

Los pescadores japoneses creen que su actividad resultará afectada por la poca confianza que tendrán los consumidores tras verter ‘supuesta agua contaminada’ al mar.

Por otra parte, desde Greenpeace Japón, se indignaron con la medida agregando que “ignora por completo los derechos humanos y los intereses” de la gente de Fukushima, el resto de Japón y la región Asia-Pacífico. Asimismo, indicaron que el gobierno “descarta los riesgos de la radiación y han dado la espalda a las evidencias claras de que hay suficiente capacidad de almacenamiento disponible en el sitio nuclear, así como en los distritos circundantes”.

La reacción de naciones vecinas como Corea del Sur, China o Taiwán fue de preocupación. Incluso el vocero del ministerio del Exterior chino, Zhao Lijian, señaló que Tokio debe “actuar de manera responsable” y así cuidar “los intereses públicos internacionales y la salud y seguridad del pueblo chino”.

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios