Las pensiones de los jubilados hacen sufrir a las principales economías europeas

Francia se apresta a vivir una protesta de proporciones impulsada por sindicatos mientras Alemania y España no tienen un buen presente.

Guía de: Internacional

Parte de los jubilados franceses, alemanes y españoles no la pasan bien.

Parte de los jubilados franceses, alemanes y españoles no la pasan bien.

Una de las preocupaciones de los principales países del mundo suele ser diseñar un modelo de pensiones que responda eficientemente a las necesidades de millones de ancianos que han contribuido al engrandecimiento de sus respectivas naciones luego de una ardua vida dedicada al trabajo. Pero Francia, Alemania y España han tenido serios problemas en entregarles beneficios palpables a la mayoría de este sector de la población.

El caso galo

Francia se apresta a vivir este jueves una huelga convocada por los importantes sindicatos y se espera que las movilizaciones se extiendan incluso por varios días. El Presidente galo, Emmanuel Macron, pretende crear un solo sistema de jubilación igualitario para todos, el cual ha sido denominado, como señala La Tercera, “la madre de todas las reformas”.

El presidente galo, Emmanuel Macron tendrá que hacer frente a una nueva ola de protestas esta vez por las pensiones.

El Presidente galo, Emmanuel Macron tendrá que hacer frente a una nueva ola de protestas, esta vez por las pensiones.

Para lograr su propósito, Macron confió al primer ministro Edouard Philippe las conversaciones para definir lo que será el proyecto definitivo con distintos sectores. En resumen, la reforma tiende a agrupar a la población por puntos, y garantiza que todos logren los mismos derechos. Indefectiblemente se eliminarán los actuales 42 regímenes especiales que poseen los trabajadores de diversos rubros como transporte, ferroviarios, policías y abogados entre otros. El 80% de los jubilados es parte del régimen general, que opera actualmente.

La principal queja es que, según el régimen, la edad de jubilación puede variar e incluso en algunos casos puede ser menor que los 62 años actuales. Policías, controladores de tránsito aéreo, gendarmes entre otros grupos, pueden llegar a retirarse del mundo laboral a los 52 años. Incluso quienes trabajan en trenes y en la Compañía Arrendataria Autónoma de los Transportes Parisinos (RATP) pueden concluir su camino laboral a los 50 años. La propuesta de Macron por el momento no incluye aumentar la edad de jubilación, pero por otro lado establece una edad de tasa completa en la que cada jubilado pueda beneficiarse del 100% de su pensión. Es decir, quienes se retiren antes verían su pensión disminuida en un aproximado 5% por año. De forma contraria, por cada año que un anciano trabaje posterior a los 64 años contribuirá a aumentar su pensión en un 5%.

El jueves 5 de diciembre los manifestantes se volcarán a las calles francesas, esta vez por las pensiones.

El jueves 5 de diciembre los manifestantes se volcarán a las calles francesas, esta vez por las pensiones.

Especialistas creen que si Macron no logra imponer la reforma de pensiones y las manifestaciones de la calle llegaran a durar más de una semana, el mandatario debería retirar y cuestionar su afán reformador en distintas áreas como indica el diario Le Monde. Incluso puede que ponga en la mesa sus posibilidades de ser reelegido en su cargo por otro periodo debido a que se enfrentaría a millones de personas que intentarán continuar con sus privilegios.

A pesar de la expectación este escenario no es nuevo en Francia, puesto que, en 1995, cuando Jacques Chirac era presidente, el primer ministro Alain Juppé debió retirar un proyecto similar luego de tres intensas semanas de protestas, algo que se repitió posteriormente en 2003.

Se estima que el 17% de los jubilados alemanes no podrán sonreír porque entrarán en la pobreza debido a sus exiguas pensiones.

Se estima que el 17% de los jubilados alemanes no podrán sonreír porque entrarán en la pobreza debido a sus exiguas pensiones.

Alemania al banquillo

En Alemania el panorama es desolador. Según un estudio de Instituto Alemán para la Investigación Económica se estima que aproximadamente un 17 por ciento de los pensionados del país se encuentra en alto riesgo de ingresar a la pobreza, mientras que la mitad de esa cifra no consigue llegar a fin de mes sin asistencia del Estado. Y quienes más sufren con esta situación son quienes en su época trabajaron por bajos salarios o media jornada, debido a que las pensiones se encuentran intrínsecamente relacionadas con el sueldo que obtuvieron, señala el portal de radio Bio Bio.

Para subsanar esta situación tanto el Partido Socialdemócrata (SPD) y la Unión Cristianodemócrata (CDU) intentan implementar en 2021 un pago básico para aquellos trabajadores que tengan bajos ingresos, pero como requisito deben haber aportado al sistema de pensiones por un piso de 35 años. En tanto la canciller Angela Merkel desea acreditar que quienes opten al beneficio lo necesiten realmente, y quedarían fuera de él quienes posean ahorros o estén ligados a una pareja estable financieramente.

El sistema español de pensiones se vislumbra que en poco tiempo más será prácticamente insostenible.

El sistema español de pensiones en poco tiempo más será prácticamente insostenible.

España con un sistema insostenible

El director de Deusto Business School, Iñaki Ortega, en declaraciones al sitio 20minutos.es señala que “en España casi la mitad de la población va a ser mayor de 65 años en el año 2050” y debido a ellos diversos especialistas y organizaciones señalan que el sistema público de pensiones de España es derechamente insostenible.

Incluso el gasto en pensiones ya sea de jubilación, viudez o incapacidad ascendió tan sólo en octubre a 9.710 millones de euros, incrementándose un importante 4,9 % respecto al año pasado al mismo mes.

Los jubilados españoles están empezando a sufrir consecuencias con respecto a sus pensiones.

Los jubilados españoles están empezando a sufrir consecuencias con respecto a sus pensiones.

Actualmente la pensión media del sistema es del orden de los 994 euros al mes, lo que es en resumidas cuentas un 3,7% más que hace exactamente un año.

En el libro informe Pensiones: mitos y realidades, elaborado por Miguel Ángel García perteneciente a la Fundación de Estudios de Economía Aplicada, su autor señala que “la sociedad española no es consciente de la magnitud de las cifras del sistema público de pensiones” y que “el actual déficit exige un gran esfuerzo de todos debido a que si España no consigue consolidar sus cuentas públicas, cuando llegue la próxima crisis el gasto en pensiones supondrá la tercera parte del gasto público”.

Muchos jubilados españoles no tienen un buen pasar.

Muchos jubilados españoles no tienen un buen pasar.

Hoy en día la edad de jubilación mínima para tener acceso a una pensión pública depende exclusivamente de la propia edad del trabajador y del tiempo cotizado a lo largo de su vida laboral. Pueden acceder a los beneficios quienes hayan cotizado no menos de 36 años y 6 meses. Incluso desde ya desde el Circulo de empresarios pretende elevar la edad de jubilación en cinco años, es decir hasta los 70.

Pese al escabroso escenario, según la Guía del Mercado Laboral 2019 de Hays la mitad de los españoles no ha tomado medidas especiales para su jubilación, aunque el 77% de los encuestados admitió estar preocupado por su retiro.

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X