¿Qué son las ‘zonas azules’ y cuál es el secreto de sus habitantes para vivir más de 100 años?

Se han identificado sólo cinco en todo el mundo y guardan relación con el tipo de alimentación y vida que poseen sus residentes.

Guía de: Internacional

Las zonas azules guardan un misterio que muchos quieren desentrañar.

Las zonas azules guardan un misterio que muchos quieren desentrañar.

Según el científico estadounidense Dan Buettner las denominadas ‘zonas azules’ son lugares ubicados en distintas partes del mundo y que guardan la similar característica de albergar a una población longeva, superando en algunos casos el centenar de años.

Hasta el momento se han identificado cinco en todo el mundo, entre las cuales se cuentan la isla de Okinawa, en Japón, la localidad de Loma Linda, en California (EE.UU), la isla de Ikaria en Grecia, Cerdeña en Italia y la península de Nicoya, en Costa Rica, según destaca una nota aparecida en el sitio BBC Mundo.

Una vez identificadas, ¿cuál es el secreto de sus habitantes para vivir tanto? Sin lugar a dudas este cuestionamiento ha sido el motor de distintos científicos para desarrollar su trabajo y una verdad que muchos quieren desentrañar. Además, el tener una esperanza de vida por sobre los 100 años supera aproximadamente unos diez años el promedio mundial, señaló Buettner al medio británico.

Alimentación

Dentro de las respuestas posibles la que más se escucha es “Alimentarse bien”, por lo que Buettner ha detallado cómo se nutren en estas zonas y se ha podido identificar que la mayoría de sus alimentos “vienen de plantas, pero, sobre todo, son alimentos sin procesos o muy poco procesados”. Buettner investigó junto a la National Geographic, y determinaron que los tres alimentos básicos en estas zonas son hojas verdes -vegetales-, nueces y fríjoles.

La alimentación poco procesada es un denominador común en las zonas azules. Foro: BBC Mundo.

La alimentación poco procesada es un denominador común en las zonas azules.

Aunque existen muchas variaciones y complementos que dependen exclusivamente de cada región se ha determinado que en todas estas zonas se “Comen carbohidratos, pero no procesados como los pasteles o las donas, es más el grano de trigo o batatas para comer algo dulce”. Otra característica que se comparte es la ausencia de gaseosas y productos derivados de la leche de vaca. El científico reafirmó el hecho. “Muchas de esas personas que han logrado ser tan longevos apenas conocieron las gaseosas hace unos 10 años. Y comen queso, pero es feta que viene de la cabra o peccorino que viene de la oveja. Además, comen pescado tres veces a la semana, lo mismo que el huevo. Comen poca carne roja, unas cinco porciones al mes”.

En tanto Stamatis Moratis, un poblador de la isla de Ikaria y quien tiene 98 años asegura que el secreto de su longevidad es “El vino. El que tomo es puro, no se le agrega nada. El vino que se produce comercialmente tiene conservantes, que no son buenos”. Otro líquido recomendado es por supuesto el agua y el café, este último considerado un poderoso antioxidante.

 

El vino es sumamente consumido en las zonas azules. Foto: BBC Mundo.

El vino es sumamente consumido en las zonas azules.

Otro dato revelador indicado por Buettner es que no se pueden modificar tan fácilmente los hábitos alimenticios, pero sí el entorno. “Es muy difícil tratar de cambiar la actitud de la gente frente a la comida, pero si en vez de encontrarse cada dos cuadras con una venta de hamburguesas y helados lo tiene al alcance son alimentos sanos, seguramente los índices de longevidad van a aumentar. Además, en estas zonas azules, esa idea de ‘comer sano’ que se han autoimpuesto muchos es para ellos simplemente ‘comer normalmente’, como lo han hecho por años”.

La religión también podría un aliciente para vivir más

De todas maneras, dentro de las zonas azules una se encuentra en Estados Unidos, en Loma Linda, ubicada en el estado de California. Y que se ha señalado que el secreto de la longevidad allí podría ser la religión, debido a que la mitad de sus 24.000 habitantes pertenecen a la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Una pobladora llamada Betty Streifling señaló a BBC algunos motivos en 2015. “Yo creo que he llegado a esta edad 101 años debido a que no bebo, ni fumo, me acuesto temprano y le doy gracias a Dios por su bondad”, dijo.

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X