Sebastian Kurz: ¿Quién es el nuevo canciller de Austria, perteneciente a la extrema derecha?

El nuevo jefe de gobierno en la nación europea es la autoridad más joven del mundo en ejercer su puesto.

Guía de: Internacional

Sebastian Kurz

Kurz es el canciller más joven del mundo con sólo 31 años. Foto: CNN.com

Luego de constituirse como oposición por diez largos años, el ultranacionalista Partido Liberal de Austria (FPÖ) renovó la coalición que formó con el Partido Popular (ÖVP) entre los años 2000 y 2006, y con un programa basado en el endurecimiento de las políticas de inmigración y asilo, logró hacerse del poder en Austria.

El pasado lunes 18 de diciembre, los 15 miembros del nuevo gobierno, cuyo líder es el canciller y jefe del ÖVP, Sebastian Kurz, juraron en sus nuevos puestos en una ceremonia realizada en el antiguo Palacio Imperial de Viena, mientras en las afueras del edificio se realizaban tensas manifestaciones de la oposición, quien rechaza tajantemente la asunción al poder de los ultras, debido a que la coalición derechista, ha fijado poner orden en cuanto a la inmigración, reducción del gasto público, bajas de impuestos, entro otros, señala El Mostrador.

El actual presidente federal, Alexander Van der Bellen y que pertenece al partido ecologista, durante el acto proclamó que mantiene profundas diferencias con la coalición, por lo que instó a Kurz a “respetar la historia de Austria, sean los capítulos positivos y también los oscuros”, esto último en relación a la sombra del nazismo que aún pesa en dicho país.

Sebastian Kurz

Sebastian Kurz paseando con su novia Susanne, con quien convive en un departamento arrendado.

‘Niño Prodigio’

Sebastian Kurz nació en Viena en 1986, tiene sólo 31 años y comenzó su carrera en la política con 23, cuando se unió a las juventudes del ÖVP. No ha trabajado en la empresa privada y tampoco ha terminado sus estudios de Derecho, puesto que ha privilegiado su trayectoria política.

Se convirtió en el jefe de gobierno más joven de la Unión Europea (UE), lo que es todo un récord. Dentro de su prometedora carrera se cuentan haber sido nombrado secretario de Estado de Integración y, cuando cumplió 27 años, fue designado ministro de Relaciones Exteriores. Además, en julio de 2017 es el presidente de su partido, ÖVP. Al respecto, Kurz cambió el negro tradicional con que sus militantes identificaban al conglomerado desde su fundación en 1945, por el ‘nuevo’ color turquesa.

Algunos de sus apodos más conocidos son ‘Whizz-ki’ (niño prodigio), ‘Basti Fantasti’ y ‘Mesías’, aunque sus adversarios lo han calificado como un ‘mini-dictador’ y rechazan su excesiva tendencia a privilegiar el trabajo en solitario, más que las labores en equipo.

Una de sus principales características de ‘Whizz-ki’, es que ha criticado abiertamente a sus pares y al gobierno, del cual forma parte. Hoy Kurz no está casado ni tiene hijos, arrienda una propiedad en la capital de Austria con Susanne, su novia desde el instituto, y quien trabaja actualmente en el Ministerio de Finanzas.

Sebastian Kurz

Kurz se ha opuesto a la inmigración y cerró la ruta de los Balcanes a los refugiados.

Ideario político

Durante la campaña que lo coronó en el poder, Kurz se mostró a favor de controlar la inmigración. Dentro de sus principales logros en ese ámbito, cerró, la ruta de los Balcanes por la que solían atravesar refugiados que entraron al viejo continente entre 2015 y 2016, cuando huían de la guerra, la miseria y el hambre por conflictos bélicos en el Medio Oriente y Asia. Además fue un tenaz opositor a la política de ‘puertas abiertas’ instaurada por la canciller alemana, Angela Merkel.

Con respecto a materias económicas el joven ha defendido la baja de impuestos para la clase media y las empresas, y la más polémica de todas, que es reducir las prestaciones sociales a los extranjeros, inmigrantes y refugiados.

Por otro lado, los críticos a su persona, han señalado que Kurz carece de concreción, puesto que su programa electoral lo entregó en tres partes, la última de ellas a 18 días de las elecciones, junto con decir que, más que un político, es un ‘producto del marketing’, porque no tiene contenido detallado ni mucho menos ideas novedosas.

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X