Inicio » Internet » Equipo

Declaran toque de queda ante la invocación de “espíritus malignos” desde Whatsapp

Supuestamente, habrían evidencias de amenazas de suicidio, laceraciones, desmayos y cambios de voces de menores.

Hay fenómenos que, aunque carecen de explicación lógica, son capaces de dominar la opinión pública y hacerse con una historia viral en este gigante espectro de la red. A tal punto, que hasta las autoridades de la localidad deban intervenir.

Espíritus Whatsapp

Así luce la localidad de Pajaritos, en la que habitan cerca de unas 2.000 personas | Imagen: Google Maps

Así ocurrió en el municipio Pajarito, del departamento Boyacá, en Colombia, donde se decretó desde el pasado 15 de noviembre un “toque de queda para los menores de 17 años”, para contrarrestar lo que las autoridades consideran son ataques de “espíritus malignos” invocados por WhatsApp.

De acuerdo con una reseña del diario El Tiempo, tales “invocaciones” provocaron convulsiones e intentos de suicidio en más de una docena de jóvenes.

Señalan que los oficiales de la región registraron “comportamientos extraños”, como “amenazas de tirarse de puentes, laceraciones, desmayos y cambios de voces” de unos 14 menores, todo consecuencia del uso de este sistema de mensajería.

Escribe el medio que este decreto, estipulado por el alcalde de Pajarito, Inocencio Pérez, prohíbe “el tránsito y movilización de niños y adolescentes” entre las siete de la noche y las cinco de la mañana. “Es un tema aberrante”, señaló el funcionario.

“Tomé esa decisión con base en los casos de alerta roja que se estaban presentando”, explicó Pérez a la AFP. “Unos niños dijeron que se iban a suicidar, hablaban incoherencias que ‘porque ya les había llegado la hora’, se iban a tirar de un puente”, añadió.

Esta versión también fue confirmada –dice El Tiempo- por el coronel Fernando Triana, comandante de la Policía de Boyacá, quién manifestó que el reporte inicial estima “que un grupo de adolescentes estuvo en un retiro por una actividad pedagógica y que en ese lugar, los jóvenes habrían interactuado en aplicaciones móviles con el juego Momo y la tabla ouija”.

Aunque más tarde el alcalde negó que el caso se tratara de “espíritus malignos”, catalogándolo de “simples comentarios”, aún la investigación continúa en pie y “por ahora” la restricción, apuntó Pérez, “se mantendrá vigente”.

Más sobre Internet

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X