Inicio » Kinesiología » Blog

Cómo elegir el mejor zapato para el verano

Con tanta oferta dando vuelta en el mercado, muchas veces se compran zapatos de muy mala calidad y los pies sufren la temporada entera. En este artículo, sepa en qué fijarse para que después no lamente consecuencias imprevistas.

Guía de: Kinesiología

Hay zapatos para todos los gustos. Planos, medios, altos y para qué decir la cantidad de estilos. Con tanta oferta es difícil no tentarse, pero antes es bueno saber algunas cosas para poder elegir mejor.

Zapatos verano

Foto: El Mercurio

Las clásicas hawaianas deben quedar reservadas sólo para la playa, en la ciudad es mejor un zapato que afirme mejor el pie.

Con el buen tiempo las botas quedan atrás y comienza el “vitrineo” por el zapato veraniego. Algunos zapatos de la temporada pasada ya no cumplen los requisitos que impone la moda o simplemente ya no nos gustan tanto.

Las mujeres son las reinas del zapato y no les basta con tener uno, hay que tener en todos los colores posibles y si se puede en todas las formas. Los hombres en este sentido son mucho más prácticos y son felices con menos.

Lamentablemente con tanta oferta dando vuelta en el mercado y con el impulso del género femenino por querer adquirir la mayor cantidad posible, muchas veces se compran zapatos de muy mala calidad y los pies sufren la temporada entera.

Algunas recomendaciones

Un zapato ideal para caminar no debe ser ni muy plano ni muy alto. Un taco de 3 a 5 cm es aceptable. En el caso de elegir chalas, estas deben tener tiras firmes que sostengan bien el pie, el estilo “hawaiana” no sirve en este caso. El talón debe quedar cómodo y debes sentir que tu pie está firme, pero no apretado.

Elije un material que evite la transpiración. Si va a ser un zapato que vas a usar mucho, para ir al trabajo y caminar por ejemplo, te recomiendo que pagues un poco más y elijas el cuero. Actualmente se encuentran zapatos de cuero totalmente pagables.

Las queridas “hawaianas” deben dejarse sólo para estar en la playa o en la piscina. Es muy malo caminar con ellas, un zapato muy plano no le hace bien al pie. Las famosas “crocs” y sus tantas imitaciones tampoco son el zapato ideal para caminar. Son muy cómodos para estar en la casa o como zapato de descanso. Sin embargo, para personas con el pie delgado no es la mejor opción, el pie queda como flotando y no hay un buen soporte. A los hombres, como tienen el pie más ancho, les acomodan más.

Si tu problema es el “juanete” debes optar por un calzado que no te apriete la zona de los dedos. Para esto es fatal el zapato en punta. Lo ideal es que sea más bien ancho para que la zona comprometida quede libre. Al parecer este verano la moda te acompaña porque no he visto zapatos en punta.

Zapatos verano

Foto: El Mercurio

Las zapatillas en verano deben ser livianas y cómodas.

Si las zapatillas son lo tuyo tanto en invierno como en verano, opta por una cómoda y liviana. Hay algunos modelos que son demasiado planos y con la planta muy estrecha que no ayudan a sostener el arco del pie. Idealmente las zapatillas deben tener cierta altura y la planta debe seguir la forma del pie.

Un buen calzado puede prevenir esguinces de tobillo y caídas que pueden provocar fracturas. Por esto es importante elegir bien tus zapatos. Obviamente hay ocasiones que ameritan un zapato más estiloso, pero si vas a caminar o hacer actividades recreativas le mejor es optar por la función y la comodidad.

Finalmente, cuando estés probándote zapatos, te aconsejo probarte ambos pies. Debes caminar un poco para evaluar cómo lo sientes con el desplazamiento. Y ante la duda, abstente.

Más sobre Kinesiología

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X