Inicio » Kinesiología » Equipo

¿Cómo portear a mi bebé? Información muy útil que hay que saber

Portear debe ser cómodo. No debe doler la espalda ni significar un sobre esfuerzo.

Lo que hoy puede parecernos una moda, en realidad es una práctica milenaria. En todos los pueblos que han habitado el planeta, los niños han sido acarreados con distintas telas y técnicas cerca del cuerpo de su madre o algún adulto cercano. Esto, además de ser práctico al permitir al adulto tener las manos libres, cubre una necesidad básica de los recién nacidos y bebés que tiene que ver con el contacto.

Hoy en día, son muchas las alternativas y portabebés que existen en el mercado. ¿Son unos mejores que  otros?, ¿en qué debo fijarme?

portear-bebe-1

Puntos clave del porteo

Es importante saber que según la edad, va a ser más adecuado un portabebés que otro. Pero en esta oportunidad les comentaré acerca de las premisas básicas en cuanto a la postura del bebé en el portabebés que elijan.

- La posición que adopta el bebé debe ser la de “ranita”, respetando la curvatura de su espalda, sus piernas separadas, rodillas flectadas por sobre las caderas

- Bebé mirando hacia el porteador. Esto para respetar la curvatura de su columna y la correcta posición de las piernas, y porque además no es bueno exponerlo a tantos estímulos, en general están mejor junto al  calor del cuerpo del porteador. Cuando son más grandes una buena opción es portearlo de lado.

- La altura de la cabeza debe quedarnos cómoda para poder darle un beso en ella. Es importante tener en cuenta que cuando son muy chicos no tienen buen control de cabeza, por lo tanto el portabebé debiera contenerla.

- Es recomendable usar portabebés ergonómicos, que respetan la anatomía del bebé y del porteador. Existen mochilas ergonómicas y mochilas no ergonómicas, no son lo mismo.

- Portear debe ser cómodo. No debe doler la espalda ni significar un sobre esfuerzo. Si es lo que te ocurre, seguramente hay algo que mejorar en la técnica o bien, asegurarse de usar un portabebé ergonómico. Existen asesoras de porteo que pueden ser un buen apoyo a la hora de elegir un portaguagua y aprender la técnica, porque no da lo mismo.

Y cuando la técnica la dominamos, portear a nuestra guagua puede ser cómodo, práctico y placentero para ambos!

Más sobre Kinesiología

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X