Dolor en el talón, un pinchazo al que prestarle atención

El dolor localizado que sientes en el talón puede tener su origen en un tejido blando muy grueso ubicado en la planta del pie. Alteraciones en nuestra pisada pueden favorecer su aparición y derivar en una fascitis plantar.

Guía de: Kinesiología

La fascia plantar es una banda muy gruesa ubicada en el plano profundo del pie. Se extiende desde el hueso del talón o calcáneo hasta la base de los dedos. Es un tejido grueso y resistente que sirve de contención a las estructuras del pie.

Talón

Foto: Adam.com

Esta ilustración muestra la fascia plantar y la zona que podría causar molestias en el talón.

La solicitación excesiva de esta banda puede causar una inflamación que se conoce con el nombre de fascitis plantar. Suele comenzar como una molestia pasajera en el talón y algunas veces no pasa de esto. Pero en ocasiones el dolor puede ser muy intenso, como un pinchazo, llegando a perjudicar la marcha normal.

La función principal de la fascia es sostener el arco del pie, si éste presenta una forma anormal, la fascia debe trabajar más para poder cumplir su función, el tejido se ve “superado” y responde con inflamación y dolor.

Es común relacionar a la fascitis con el pie plano, pero tener un arco muy pronunciado también es sinónimo de problemas. El arco debe tener una forma tal, que permita a la fascia trabajar en condiciones óptimas. Lamentablemente las alteraciones posturales del pie son más frecuentes de lo que se piensa, de hecho hay muchas personas adultas no diagnosticadas.

La fascitis plantar también puede ocurrirle a una persona con un buen arco, pero es menos común y por lo general es de rápida evolución. Habitualmente esto pasa en deportistas que realizan alguna modificación en el entrenamiento o en la técnica.

El mundo del “running” conoce de cerca esta lesión debido a la carga constante que debe soportar el pie, sin embargo, también ocurre fuera del ámbito deportivo. Un cambio de calzado, realizar una actividad nueva, el sobrepeso, etc. Son algunos factores que pueden cambiar nuestra forma habitual de pisar y favorecer la fascitis plantar.

Fascia Plantar

Foto: Adam.com

La función principal de la fascia es sostener el arco del pie.

Para prevenir su aparición lo primero es conocer qué tipo de pisada tenemos. Existen algunos elementos que el traumatólogo puede indicarte para mejorar tu pisada. Entre éstos los más útiles son las plantillas y la talonera. Las plantillas son personales e intransferibles, no sirve ocupar la que algún pariente desechó.

Las taloneras no corrigen la pisada, pero son muy útiles cuando hay dolor. Se ponen entre el talón y el zapato permitiendo una mayor amortiguación. Recuerda que el talón es lo primero que apoyamos al caminar, por lo tanto es una zona de alta demanda.

Si alguna vez sientes dolor en el talón ponle ojo! Haz una revisión mental de las actividades deportivas o recreativas que has hecho, quizás te compraste zapatos  o cambiaste tus zapatillas. Si la molestia persiste y el dolor comienza a ser constante, consulta.

En este link podrás encontrar ejercicios recomendados para la fascitis plantar. Una adecuada elongación puede prevenir su aparición.

Más sobre Kinesiología

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X