Inicio » Kinesiología » Equipo

¿Elongar o fortalecer la musculatura del piso pélvico para el parto?

El piso pélvico tiene vital importancia. Conoce información útil.

Llamamos piso pélvico al conjunto de músculos que cierran la cavidad abdominal por abajo conteniendo a los órganos pélvicos; esto es, vejiga-uretra, útero-vagina y recto-ano. El piso pélvico tiene vital importancia, dada su relación con estos órganos, en nuestras funciones urinarias, sexuales y defecatorias, y su debilidad puede desencadenar disfunciones como incontinencia urinaria, anorgasmia, dispareunia (dolor al tener relaciones sexuales), entre otros.

Esta musculatura tiene también un papel fundamental en el parto, elongándose hasta en un 200% para abrir paso a la cabeza fetal durante el período expulsivo.

ejercicios-piso-pelvico-1

Pero, ¿cómo podemos prevenir episiotomías o desgarros originados por este excesivo estiramiento?

Es muy importante preparar esta musculatura a través del fortalecimiento y la elongación. Debe existir un equilibrio entre fuerza y flexibilidad, estos no son conceptos antagónicos, si no complementarios. Un buen ejemplo es una bailarina, requiere una flexibilidad increíble para ponerse la pierna sobre la cabeza, pero también requiere de mucha fuerza para sostener el peso de su cuerpo en una sola extremidad.

¿Cómo trabajamos fuerza de piso pélvico?

El primer paso es reconocer esta musculatura. Siéntate en una silla o balón de pilates, con las piernas abiertas, la pelvis bien centrada, ni adelante ni atrás, respirando tranquilamente. Haz el gesto de cortar el “chorrito del pipi”, cerrando los esfinteres, como si tuvieras muchas ganas de ir al baño y no hubiera uno cerca. No debes contraer los glúteos ni las piernas.

Una vez que has identificado esta musculatura, puedes ejercitarla contrayendo de manera marcada y relajando. La cantidad de repeticiones, va a depender de cada mujer, la idea es que el ejercicio se haga bien. Si notas que la musculatura se fatiga y la contracción pierde fuerza, descansa. Estos son ejercicios que puedes hacer en cualquier momento, sin que nadie lo note. En la ducha, manejando, en la cola del supermercado o en cualquier lugar. De todas maneras siempre es recomendable guiarse por un kinesiólog@ especialista en piso pélvico, que realice una buena evaluación y una pauta personalizada.

¿Cómo elongamos piso pélvico?

A partir de la semana 34 de gestación se puede empezar a hacer de manera diaria el llamado masaje perineal, que en realidad es una elongación de la musculatura que se hace con los dedos en la zona externa de la vagina y que ayuda a ganar flexibilidad, tan importante para el parto. Existen muchos videos tutoriales que pueden servir de guía.

Preparar el piso pélvico requiere de fortalecimiento y elongación de manera simultánea. Asi que ya saben, a través de ejercicios fáciles, que no requieren implementación y se pueden realizar en cualquier momento, podemos prevenir daños en estas estructuras tan importantes!

Más sobre Kinesiología

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X