Fit Ball, un elemento versátil

Esta pelota gigante llamada Fit Ball tiene muchos usos y grandes beneficios. No hay gimnasio que no la tenga ni kinesiólogo que no la use. Sorpréndete con la cantidad de ejercicios que puedes hacer con ella.

Guía de: Kinesiología

Mi primer encuentro con el balón suizo o medicinal fue estudiando kinesiología. Al comienzo su uso se limitaba más que nada al área neurológica, pero actualmente es un elemento imprescindible en cualquier rehabilitación kinésica. En el mundo del fitness también se utiliza bastante. Incluso hay clases de Fit ball en donde el balón  es el protagonista.

Fit Ball

Foto: lilibonita.com

Hoy incluso existen clases de Fit Ball

El beneficio de hacer ejercicios usando la pelota es que al ser inestable hace trabajar todo el cuerpo para mantener el balance y por ende mejora la coordinación y el equilibrio. El trabajo se torna más global no sólo limitándose al área específica que queremos fortalecer. El entrenamiento es más funcional y se logran mayores resultados.

Otro beneficio asociado al Fit Ball es el entrenamiento del CORE. Sigla que engloba a los músculos del tronco y espalda baja relacionados con un buen soporte lumbo-pélvico Se ha comprobado que el trabajo sobre el balón tiene un efecto directo sobre esta musculatura y por ende sobre la postura. El sólo hecho de sentarse sobre un Fit ball pone a funcionar nuestros músculos posturales. De hecho he recomendado el uso del balón a personas que trabajan sentadas. Tienen la pelota en la oficina y la alternan con la silla.

Si lo tuyo no es el gimnasio, pero dejas algo de tiempo para hacer ejercicios en casa, el Fit Ball te puede servir mucho. La variedad de ejercicios que puedes hacer es muy amplia y es menos probable el aburrimiento. Lo ideal es hacer algo de cardio antes (bicicleta, caminata o elíptica por nombrar algunos) o por último hacer por lo menos 10 minutos de calentamiento. Así tus músculos trabajan mejor y el riesgo de lesión disminuye.

Recomiendo incorporar el uso del Fit ball en el entrenamiento. El estímulo nuevo puede acelerar los cambios que buscas y además se suman otros beneficios.

Algunos sugerencias:

- Parte siempre por lo fácil, tu cuerpo va a saber cuando puede ir por más. No te apures y cuida tu postura en todo momento.

- Realiza tus abdominales sobre el Fit Ball. Debes mantener apoyada la zona lumbar y despegar sólo la espalda alta.

- Trabaja el tren superior sentado sobre la pelota o si te atreves arrodillándote sobre ella (no para principiantes).

- Si tu equilibrio no es muy bueno y lo anterior te resulta un poco difícil, puedes partir haciendo sólo elongaciones sobre el balón. Así te vas familiarizando de a poco y le pierdes un poco el miedo.

- Un video con algunos ejercicios básicos con el Fit Ball.

- Una secuencia un poco más exigente sobre el balón.

Recuerda consultar o pedir ayuda si no te sientes seguro. Acércate a tu profesor o kinesiólogo. Nunca hagas un ejercicio si tienes dudas de cómo realizarlo.

Más sobre Kinesiología

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X