Imágenes y diagnóstico, la importancia de cada uno

El avance tecnológico ha permitido que tengamos más acceso al estudio por imágenes. Una ecografía o radiografía son pan de cada día. Pero ¿son siempre necesarias? ¿Importa más una imagen que una evaluación asertiva?

Guía de: Kinesiología

Podemos sentirnos seguros porque Chile tiene un buen nivel en salud. Somos un ejemplo para Latinoamérica. El avance médico va a pasos agigantados y nuestro país no se queda atrás.

Foto: El Mercurio

Iván Zamorano, destacado ex futbolista, revisa radiografía de una lesión en su pie lesionado.

En ocasiones me han preguntado si es mejor operarse afuera o acá y la verdad es que no tenemos nada que envidiarle al resto. Por lo menos en Traumatología recomiendo operarse acá. Ninguna cirugía está exenta de complicaciones y si ocurren es mejor estar cerca del equipo médico y no a mil kilómetros de distancia. Además la comunicación médico-kinesiólogo es más efectiva, lo que facilita la rehabilitación.

El avance en medicina se debe en parte al desarrollo de la imagenología. Si bien aún hay exámenes de alto costo, como la resonancia magnética por ejemplo, en general hay mayor acceso. Esto es sin duda algo positivo, pero creo que en ocasiones hay exámenes innecesarios. Han oído la frase el que busca siempre encuentra.

Me explico, el diagnóstico médico y kinésico, es decir, la evaluación que debe hacer el médico y luego el kinesiólogo son vitales para realizar un tratamiento efectivo. A veces caemos en el error de ver ante todo la imagen y no hacemos una evaluación física y un diagnóstico diferencial asertivo. Para esto debemos dedicarle tiempo al paciente y recoger toda la historia que nos parezca importante. A veces preguntas que parecen irrelevantes hacen la diferencia.

Voy a poner como ejemplo a una persona que tiene dolor lumbar y en cuya resonancia magnética aparece una hernia. Si vemos la imagen sin evaluar bien al paciente damos por hecho que es la hernia lo que produce los síntomas. Pero existen hernias asintomáticas, es decir que no manifiestan síntomas. Hay que pensar entonces que el dolor actual que tiene el paciente puede no ser producto de la hernia. En nuestra columna hay muchas estructuras que pueden generar dolor. Quizás el dolor actual sea producto de una contractura muscular fuerte y no necesariamente es la hernia la culpable.

Las imágenes son de gran ayuda diagnóstica, pero la evaluación es fundamental para hacer un buen diagnóstico. Sólo un diagnóstico correcto lleva a un tratamiento correcto. Por esto hay veces en que los doctores no piden imágenes en una primera consulta. Esto no quiere decir que el doctor sea malo. En ocasiones las pedirán y en otras no serán necesarias.

Lesiones

Foto: El Mercurio

Muchas veces no es necesario recurrir a exámenes como el ultrasonido tras un buen diagnóstico.

Algunos tips que son importantes a la hora de evaluar:

  • Cuándo y cómo comenzaron los síntomas.
  • Dónde duele exactamente. Es localizado o se irradia.
  • El dolor es constante o se modifica según la postura y/o los movimientos que hagamos.
  • Duele en la noche.

Trata de poner mucha atención a tus síntomas, así podrás comunicar mejor lo que te pasa y será de gran ayuda para hacer un buen diagnóstico. En la evaluación todo puede ser importante, mientras más antecedentes se tienen mejor, incluso lo que a veces parezca irrelevante.

Más sobre Kinesiología

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X