Inicio » Kinesiología » Equipo

La importancia de aprender a caminar descalzos: ¿Cuánto ayuda a nuestros niños?

Al caminar sin zapatos, el pie siente el suelo, provocando un reflejo.

Muchos creen que un zapato firme con caña alta va a ayudarle al niño a caminar mas fácilmente. Y sí, es verdad! Pero lo que queremos no es que aprenda a caminar mas rápido, sino que lo haga bien.

Todos nosotros nacemos con varios reflejos, los cuales nos van a ayudar a crear distintos patrones. Ya que no nacemos con un libro de instrucciones para saber cómo movernos, estos reflejos son nuestra guía.

caminar-descalzos-2

 

Uno de ellos es el reflejo plantar, que dura alrededor de 20 meses y es el que permite contraer los músculos del arco del pie para empujar el suelo con cada paso que se da.

Al caminar sin zapatos, el pie siente el suelo, provocando el reflejo, contrayendo así los músculos del arco del pie.

Es muy importante en esta etapa tener los músculos de los pies bien fuertes, ya que son ellos quienes van a formar el arco plantar.

Un arco caído o un pie plano no solo se ve feo, sino que puede provocar muchos problemas en la cadena hacia arriba. Si tenemos una buena alineación del pie y el arco, entonces se alinean bien los tobillos, rodillas, caderas y la pelvis.

Si le pones zapatos, entonces esos músculos no se activan y no se fortalecen, por lo tanto, no son capaces de desarrollar un buen arco plantar.

Como el reflejo está presente solo en los 2 primeros años, es ése el momento mas importante de que aprenda y sienta diferentes superficies con sus pies. Después de los 2 años, el reflejo desaparece, el arco ya se ha formado y el patrón de empujar el suelo con los dedos ya está internalizado.

No se trata de dejar al bebé descalzo todo el día y menos durante el invierno, pero al menos tratar de que cuando esté dentro de la casa y cuando esté aprendiendo a caminar, esté sin zapatos.

Más sobre Kinesiología

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X