Power Plate: Entrenando con vibración

Esta innovadora forma de entrenar ya está en Chile. Tonifica el cuerpo con buenos resultados ahorrando tiempo. Conoce cómo funciona y qué beneficios tiene.

Guía de: Kinesiología

Existen diversas formas de tonificar el cuerpo dependiendo de los objetivos y gustos personales. Están las clases grupales que dictan en los gimnasios como el body pump, por ejemplo. La opción clásica de entrenar usando sólo una rutina diseñada por un profesor. Están quienes optan por un personal trainer y existen disciplinas como el Pilates y el Yoga que también tonifican el cuerpo, pero usando principios diferentes.

power-plate

Foto: patcapplifestyle.com

El principio físico de esta modalidad es la vibración multidireccional.

Las alternativas son muchas, por eso lo mejor es informarse para elegir la mejor, de acuerdo a las necesidades individuales del momento. El Power Plate es una de ellas y ya tiene adeptos en Chile. Consiste en una máquina que tiene una plataforma vibratoria. Uno se sube a esta plataforma y un profesor certificado dirige el entrenamiento.

El principio físico de esta modalidad es la vibración multidireccional. En términos simples esta vibración hace que el cuerpo trabaje de modo más eficiente. Las rutinas duran máximo 30 minutos y equivalen a 1 hora y media de entrenamiento tradicional. La fuerza alcanzada es mayor debido a la aceleración generada. No es necesario agregar peso adicional (pesas) porque la misma vibración basta para generar un trabajo intenso.

Además de fortalecer musculatura, esta máquina tiene otros beneficios. Entre los más conocidos está la estimulación permanente que entrega a los receptores articulares y musculares. Esto hace que mejore la coordinación y el equilibrio. Otro beneficio, requerido especialmente por las mujeres, es que favorece el drenaje linfático.

El Power Plate usa frecuencias de trabajo determinadas que se elijen de acuerdo al objetivo buscado y al nivel de entrenamiento de cada persona. Por ejemplo, para estimular el drenaje linfático se utilizan frecuencias altas. Para comenzar a desarrollar fuerza se trabaja con frecuencias bajas. Todas las rutinas se diseñan individualmente y se van haciendo progresiones en el tiempo.

Para que el diseño de las rutinas y los objetivos deseados se logren es importante realizar las sesiones con un profesor certificado. Esta máquina es “profe dependiente” y no es recomendable usarla sin los conocimientos necesarios. Hay algunas precauciones que hay que tomar en cuenta como, por ejemplo, no se puede apoyar la cabeza ni el abdomen directamente en la plataforma.

power-plate

Foto: wwwasusalud.blogspot.com

El uso de esta técnica requiere obligatoriamente la supervisión de un profesor.

Los ejercicios que se hacen sobre la plataforma son sin impacto, siendo una buena alternativa para personas que tienen alguna lesión. No tiene restricción de edad y de entre las pocas contraindicaciones absolutas están las embarazadas, personas con desprendimiento de retina y mujeres que usan DIU (dispositivo intrauterino) como método anticonceptivo de menos de un año.

Para conocer más acerca de este innovador entrenamiento puedes meterte a la página oficial de Power Plate . Aquí encontrarás los lugares certificados donde se imparte.

Si vas a probar una clase por primera vez te recomiendo no hacer actividad física. Reserva ese día solo para este entrenamiento, así podrás sentir realmente el efecto. Otro consejo importante es la hidratación. Lleva mucha agua porque la necesitarás.

Más sobre Kinesiología

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X