Tips para soportar las eternas horas al volante

¿Te ha tocado manejar eternamente para llegar a destino? Entonces lo más probable es que conozcas esas molestias que empiezan a aparecer después de largas horas al volante. Aquí algunos tips para prevenirlas.

Guía de: Kinesiología

Llegó febrero y al fin nos vamos de vacaciones. Tenemos todo listo y dispuesto para el esperado descanso. Lamentablemente el destino escogido suele quedar lejos. A veces para llegar a una playa increíble o a un paisaje de aquellos nos sacrificamos y estamos dispuestos a manejar lo que sea necesario. Resultado: horas y horas sentados en la misma posición.

Cansancio

Foto: El Mercurio

Permanecer horas sentado en la misma posición puede significar molestias musculares, fatiga o cansancio.

Uffffff…ya me duele todo. Si además eres de esas personas que no para ni para ir al baño y hasta evitas que tus niños tomen líquido para lograr tu objetivo, se agrava el problema. Inevitablemente algo te dolerá. Nuestro cuerpo está diseñado para moverse no para estar quieto y menos en la misma posición por horas frente al volante.

La zona más propensa a generar molestias en estas condiciones es nuestra columna. Al estar sentados nuestra espalda soporta más carga. Además en esta posición las curvas normales que tiene la columna se modifican y a la larga gatillan dolor. La espalda baja y el cuello son las zonas que más sufren luego de horas frente al volante.

Las extremidades también pueden cansarse. Las pantorrillas por ejemplo repiten el mismo movimiento una y otra vez. Los brazos al estar al volante deben mantener la misma postura por tiempos prolongados. Esto puede gatillar sensación de fatiga y dolor muscular. En el caso de las extremidades es más fácil manejar la molestia. Podemos cambiar de mano, mover un poco las piernas y por último hay un cambio.

Qué podemos hacer para prevenir estas molestias o por lo menos para disminuirlas. Aquí algunos consejos:

1. Primero que todo mi regla de oro: no estar más de 2 horas en la misma posición. Por esto no queda otra que hacerse amigo de los “pronto”. Hay que detenerse para poder pararse e idealmente caminar un poco.

2. Un ejercicio muy bueno que puedes hacer durante esta pausa es aprovechar de extender la zona lumbar. Pon ambas manos en la parte baja de tu columna como sosteniéndola. Lentamente lleva el cuerpo hacia atrás y luego vuelve a la línea media. Es muy importante que no dobles el cuerpo hacia adelante al volver. Intenta hacer 1 serie de 10 repeticiones. La idea es que sea un movimiento fluido, no te quedes atrás.

Tips manejo

Foto: Carolina Bravo

3. Dentro del auto es importante que muevas tu cuello. Puedes hacer círculos o llevar el mentón hacia atrás. Intenta hacer 5 a 10 repeticiones cada una hora.

Tips manejo

Foto: Carolina Bravo

4. Debes tratar de mantener una buena postura al estar sentado muchas horas al volante. Actualmente hay autos que tienen un soporte para la zona lumbar. Si no es tu caso yo recomiendo poner una toalla justo en la curva. La idea de esto es mantener la curva normal de la columna. Al estar mucho rato sentado vamos perdiendo esta curva y nos vamos “echando” en el asiento. Esto es pésimo. En esta imagen puedes ver la curva normal de la primera imagen y como se pierde en la segunda.

Tips manejo

Foto: Carolina Bravo

5. Por último mueve tus extremidades con frecuencia. Puedes mover los tobillos tratando de hacer el abecedario, por ejemplo. Con los hombros recomiendo hacer círculos. Al hacer esto relajas el músculo trapecio, que suele contracturarse al manejar.

Tips manejo

Foto: Carolina Bravo

Estas simples recomendaciones pueden cambiar tu viaje. Intenta seguirlas y notarás la diferencia. Buen viaje!!

Más sobre Kinesiología

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X