Tips para un verano sin los molestos kilos de más

Algunos tips pueden ayudarte a bajar ese sobrepeso acumulado durante el año. La dieta, ejercicios y trabajos localizados tienen un efecto que te permitará llegar en mejores condiciones además de incorporar mejores rendimientos en tu día a día.

Guía de: Kinesiología

El verano se acerca y los kilitos de más empiezan a preocuparnos. Todos queremos estar relativamente en forma para poder ponernos el traje de baño sin complejos. Este año ha sido particularmente duro para Chile, el terremoto y los mineros impactaron a la población. Situaciones de este tipo pueden gatillar estrés y ansiedad, que sin duda alteran nuestra salud física y mental.

Dieta

Foto: El Mercurio

"Cerrar la boca" es el primer paso para empezar a bajar de peso.

Incorporar ejercicio y dieta saludable en nuestras vidas no sólo tiene un fin estético, sino que controla el estrés y nuestros niveles de ansiedad. Si comienzas ahora puedes además bajar de peso y sentirte mejor.

Lo primero es cerrar la boca, así no más es, pero esto no significa pasar hambre. Al contrario, lo mejor para bajar de peso es comer cada 3 ó 4 horas porciones pequeñas. Así nunca tendrás un hambre voraz y te darás cuenta de que realmente sirve.

Lleva siempre contigo snacks de bajo aporte calórico como frutas, barras de cereal, yogurt o frutos secos. Y cómelos aunque no tengas hambre, de verdad resulta. Evita las grasas y los dulces durante la noche, lo ideal es comer liviano antes de acostarte. Los carbohidratos a esta hora son fatales y si las ganas te superan prefiere la mañana para atacar.

Debes incorporar ejercicio cardiovascular o aeróbico a tu vida. Este tipo de ejercicio además de trabajar tu corazón te permite eliminar grasa. Caminar, trotar y andar en bicicleta son los más habituales. Pero puedes nadar, bailar, patinar o hacer elíptica y también estarás quemando calorías. Lo ideal para bajar de peso es realizar cualquiera de ellos por 30 minutos continuos, 4 a 6 veces a la semana. Cuando hayas alcanzado tu peso puedes bajar a 3 veces semanales para mantener.

Mucha gente cree que para bajar de peso sólo hay que hacer ejercicio aeróbico, pero esto es un error. Lograrás tu meta mucho antes si incorporas trabajo muscular a tu rutina. Para quemar más calorías tienes que tener más masa muscular y esto se logra con ejercicios localizados.

Los abdominales son los preferidos y la lista es muy larga. Yo recomiendo no hacer siempre el mismo, tu cuerpo se acostumbra y para mejores resultados es bueno variar. Es importante incorporar el trabajo de los músculos oblicuos, éstos son los que se esconden bajo el molesto “michelín”, ese rollito lateral sobre las caderas. Para trabajar esta musculatura hay que hacer abdominales que incluyan rotación de la cintura.

Dieta

Foto: El Mercurio

Verduras y frutos secos deben ser parte de una dieta saludable.

Ideal sería incorporar también ejercicios localizados de brazos y/o piernas. Elige según el área del cuerpo que debas trabajar más, quizás tienes más desarrollados los músculos de los brazos y te cuesta trabajar los glúteos por ejemplo. Busca tu punto débil y dedícale más tiempo.

Yo recomiendo rutinas de 1 hora, así puedes invertir el poco tiempo que tenemos en otras actividades. Con media hora de cardio a elección más media hora de abdominales, piernas y brazos es suficiente. Ahora si te empieza a gustar y quieres hacer más, adelante! Otra opción es mezclar, un día cardio y brazos por ejemplo y otro cardio y piernas.

Comienza siempre tus rutinas haciendo un calentamiento previo de 5 a 10 minutos. Durante este tiempo la idea es entrar en calor sin esfuerzo. Al finalizar el ejercicio debes elongar la musculatura usada. Una adecuada elongación previene contracturas u otras lesiones, que podrían retrasar tu plan para un verano sin “michelín”.

Más sobre Kinesiología

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X