Inicio » La U »

¿A qué se debe el espectacular momento de la U?

Con la mirada puesta en el equipo, la U tiene el desafío de mantener el casi inmejorable fútbol que está jugando, con el que goleó y le dio un baile a Flamengo en el Engenão.

Guía de: La U

Una inmejorable impresión tanto a nivel nacional como internacional dejó la U tras su visita a Río. Un filón de imagen que este equipo y especialmente Azul Azul puede aprovechar en comenzar a recibir ofertas de amistosos o torneos internacionales, pero siempre con la mirada puesta en los objetivos básicos: el torneo local, las copas que se juegan en Sudamérica y por añadidura –algo que le da infinita alegría a los hinchas de la U- los clásicos criollos con los cruzados y el cacique.

La prensa especializada sudamericana ha reparado con gran beneplácito en la calidad del fútbol de la U y con gran oportunismo también canta su correlato nacional. Los comentaristas locales comienzan a elogiar en estos momentos a la U, evidenciando su parcial desconocimiento pues para quienes vemos todos los partidos de la U lo que se jugó en Río no es ninguna novedad, así que la sorpresa es relativa y si lo es para el periodismo que tiene poco interés en apreciar el juego del equipo que hace rato viene imponiéndose de forma absoluta en nuestras canchas.

Espectacular momento U

Foto: AFP

La unión del plantel azul es una de las razones del espectacular momento de la U.

Un pilar enorme es el equipo como conjunto: basado en el colectivo que administra –con velocidad, sorpresa, criterio y belleza- el fútbol que muestra la U: balón bien jugado a ras de piso, directo al empeine o al espacio al que normalmente se llega con ventaja para controlar y nuevamente decidir cuál es la mejor opción.

El mismo equipo que presiona gran parte del partido –sobre el balón y sobre el rival- casi preferentemente arriba, cada pelota que el rival decide despejar o mandar adelante saltándose el medio es un balón recuperado casi con facilidad por la U cuando gana el control de cabeza de los González preferentemente para ceder a nuestros dinámicos volantes de corte: Aránguiz, Díaz y Mena están hoy por hoy en un gran momento, y uno y medio de ellos está en la selección nacional.

El rendimiento físico es otra clave, no se puede sostener el rendimiento futbolístico de la U si no se dispone de un plantel que físicamente esté en un nivel óptimo a esta altura del año con más de cuarenta y cinco partidos jugados. Los sabios cuidados del técnico hacia el plantel y el rendimiento de quienes entran como alternativas a jugarse su posibilidad hacen que la U sea una fuerza potente que complica y obliga a correr a su rival desde el primer hasta el último minuto. Lo vivió en carne propia Flamengo, acostumbrado a jugar el rato que necesita para hacer una diferencia y ganar, contra la U eso no le alcanzó casi para nada.

El achique defensivo y el equipo corto: El orden táctico que impone Sampaoli, mantiene a varios jugadores azules cerca del balón en cada momento, tanto cuando se tiene la posesión del balón como cuando la tiene el rival, la avidez por recuperarla y el pressing hacen que el balón se recupere lejos del área muchas veces y se inicien punzantes ataque de la U cerca del área rival, aumentando así la efectividad del equipo.

Las individualidades: siempre en un equipo exitoso hay jugadores excluyentes que definen jugadas claves o partidos o campeonatos. El momento de Eduardo Vargas es irresistible, el sólo se ganó todo lo que tiene hoy, trabajando duro cuando las cosas no le salían bien, jugando de carrilero por derecha muchas veces con Pelusso, partió este año como uno más y vean donde ha llegado hasta ahora, sin techo aun afortunadamente. Hay más nombres representados en esta nota por Eduardo, todos esos rendimientos son mérito de Sampaoli.

Es sano advertir que no hay que encandilarse y mantener los pies bien puestos en la tierra. No se ha ganado mucho aún, en este ciclo solamente el Torneo Apertura de este año, pueden venir más logros si se mantiene este nivel y rendimiento. Con prudencia disfrutemos del placer de ver jugar a la U, que después con las transferencias puede extrañarse.

Más sobre La U

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X