Inicio » La U » Blog

¿Borghi reemplaza a Bielsa en la selección nacional?

El hombre de moda por estos días, con la chapa de ofrecer el futbol que le gusta a la gente puede llegar a asumir en reemplazo de Bielsa en la selección chilena.

Guía de: La U

Cuando en noviembre y enero pasados, los presidentes o representantes de los 32 clubes votaron en las elecciones de Presidente y conformación del Directorio de su Asociación gremial, no tenían en mente que estaban provocando un cambio de director técnico nacional, más aún cuando estaba relativamente claro que Marcelo Bielsa tenía un contrato vigente con la ANFP.

Claudio Borghi

Foto: El Mercurio

Claudio Borghi es el candidato del pueblo para reemplazar a Marcelo Bielsa.

Hecho el recambio del grupo detentor del poder –luego de una ardua disputa- y de la presidencia de la ANFP, sigue sin conocerse públicamente el contrato estrictamente privado entre Mayne-Nicholls y el entrenador rosarino, algo que a todos los interesados en el futbol chileno y especialmente los hinchas de la selección chilena les gustaría estar enterados de sus sabrosas cláusulas.

En la ANFP -luego de que Bielsa se fuera con su elegante portazo- deben estar especialmente poco comunicativos con los medios, asumiendo el fracaso de la estrategia para mantener a Bielsa al menos hasta después de la Copa América de este año.

Bielsa renunció y se fue apegado en sus formas a su particularísimo estilo, con un verso tragicómico de encantamiento con las cosas simples que puede ofrecer nuestro país. Una versión futbolera del hijo de Julio Iglesias llamado “Chile” que nunca conocimos. Dentro de la dimensión común del encantamiento con nuestro país también aparece en escena –ahora como candidato a reemplazar a Bielsa- Claudio Borghi.

Los extranjeros que llevan suficiente tiempo en Chile saben que de primera somos distintos y alejados de nuestro pensamiento real, lo que se llama comúnmente el “chaqueteo” del chileno, que cambiamos los dichos para adaptarnos sin expresar realmente lo que pensamos o que opinamos adecuadamente según las circunstancias. Hoy el circo clama por Borghi.

Claudio Borghi es idolatrado por los hinchas de Colo Colo merced a lo que jugó cerca del final de su carrera y su extraordinario rendimiento como técnico en un período en que dispuso de un equipo de excepción para el medio nacional.

Cabe hacerse la pregunta si los resultados de Borghi en el cacique hubiesen sido los mismos sin Claudio Bravo, el Matías Fernández que jugó en Chile, Arturo Vidal y que además le contratasen a Jorge Valdivia, Gonzalo Jara, Giovanni Hernández, Humberto Suazo, Héctor Mancilla, Alexis Sánchez y Rodrigo Millar, casi un equipo completo de jugadores estelares por nombrar solamente a los exportables más rentables.

Borghi, que comunicacionalmente está en el extremo opuesto del hermetismo y especialmente del riguroso sistema de trabajo de Bielsa, tuvo la buena estrella como técnico de contar entonces con planteles para enfrentar a los modestos rivales que les ofrecía entonces el torneo chileno. Alcanzó hasta para hacerse el lindo y aceptar ingresar –promovido por los medios- a la nobleza criolla de Dióscoro. No es menoscabar su palmarés sino constatar una realidad.

Esto permite entender su laissez faire como técnico que tuvo un imprevisto efecto retardado en temporadas posteriores con los casos de Sanhueza, Meléndez y Riffo, caso denominado con cierta dosis de cinismo por nuestros medios como: “limpieza de camarín”.

Claudio Borghi

Foto: Diario Olé

El último club que dirigió fue Boca Juniors, al que renunció tras perder 7 partidos en 14 jornadas.

Ciertamente la opción hipotética de salir bajo la dirección técnica de Borghi a jugarle ofensivamente en la próxima Copa América es de alto riesgo pues los técnicos rivales plantearán su estrategia habiendo estudiado nuestro plantel, amistosos recientes y movimientos tácticos, incluido los entrenamientos de la selección chilena con la participación de Filippo, el hijo de Borghi.

Sería algo parecido a los tiempos de Nelson Acosta en la selección, trabajos suaves de reacondicionamiento, tenis-fútbol y concentraciones distendidas incluyendo asados cómplices con cierta prensa futbolera. ¿Llegarán también Sanhueza y Kalule a la selección?.

Borghi se deja querer, su representante le dirá a cuánto y por cuánto tiempo asciende el interés de la directiva de Jadue -otro ente decidiendo bajo presión y desesperación- y manejándose con la frialdad del monstruo del fútbol que fue y que a puro barrio aprendió a manejar su pase con ¡doce clubes! de Suiza, Argentina, Brasil, México y Chile después de desvincularse del préstamo en el Como italiano a los 23. Mejor ajustar los cinturones, pueden haber turbulencias.

Más sobre La U

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X