Inicio » La U »

¿Está respondiendo Caruzzo a su contratación en la U?

El rendimiento del central trasandino que detonó la salida del fantasma Figueroa no tiene grandes reparos pero tampoco convence demasiado.

Guía de: La U

La llegada a la U de Matías Caruzzo fue gestionada por los dirigentes de la U y no fue realizada precisamente a petición del ex entrenador Marco Antonio Figueroa, esto provocó el rechazo total del veleidoso técnico y fue una de las baldosas sueltas que provocaron su caída.

Caruzzo, un jugador formado en Argentinos Juniors, cuna de un gran número de importantes futbolistas argentinos, fue ignorado por el técnico sanfelipeño.

Matías Caruzzo Universidad de Chile

Foto: Internet

Un comienzo nada fácil que Caruzzo logró enrielar bajo el mando de Cristian Romero como técnico de la U. A partir de allí goza de la confianza del técnico quien lo mantiene como titular desde el partido y goleada frente a Ñublense como uno de sus tres zagueros en línea de tres y marcador central en línea de cuadro, cuando Cereceda cierra a tiempo la línea.

Pero el jugador no logra todavía encantar ni dar grandes seguridades jugando en defensa con línea de tres junto a Osvaldo González a su derecha y Pepe Rojas a su izquierda.

Valga precisar que la mentada línea de tres, por estos lados del mundo, pronto cumplirá treinta años, un producto táctico de los tiempos de Carlos Salvador Bilardo a cargo de la selección argentina y que se ha puesto nuevamente de moda.

Caruzzo no destacó allende Los Andes como marcador bajo esa fórmula táctica, sino que jugando en línea de cuatro zagueros y actuando él como primer marcador central, lo que conocemos acá como stopper. Asi llegó incluso a jugar por la selección argentina algún amistoso.

En Boca, jugando contra la U por semifinales de la Copa Libertadores de 2012, no dejó girar con el balón a su novel centrodelantero rival –Angelo Henríquez-, una faceta del juego distinta a la que intenta cumplir hoy. Allí jugaba marcando al punta rival con Schiavi a sus espaldas.

La labor en la U es distinta y también algo ingrata pues el técnico, por atacar más, ha desnudado la contención de la U jugando solamente con el paraguayo Rojas delante de los zagueros, un jugador de buen corte técnico pero que no es un fogonero de aquellos capaz de devorarse el mediocampo corriendo a todos.

Entonces se entiende que Caruzzo no esté rindiendo de acuerdo a sus antecedentes y que Figueroa tenía algo de razón al demandar otras adquisiciones que sí pasaran por su celoso visto bueno, como el carísimo caso de Lima de Cobreloa.

Las fechas pasan y Caruzzo juega pero no convence en plenitud. La exposición a la velocidad rival lo complica y promueve sus errores incluso con el manejo del balón.

Tiene tiempo Matías para demostrar que su contratación no fue otro error de Azul Azul, debe recuperar la jerarquía que se debe exhibir cuando se juega en La Bombonera frente a una hinchada tan exigente como la de Boca.

La palabra la tiene, aún, el jugador. Mientras los jóvenes como Lichnovsky, Huerta y Echeverría, especialmente el primero, esperan aprovechar su oportunidad.

Más sobre La U

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X