Inicio » La U »

¿La U españoliza el torneo chileno?

Con su rendimiento, el chuncho parece españolizar el torneo chileno, siendo protagonista excluyente en el torneo criollo. Líder absoluto, indiscutido y escasamente reconocido.

Guía de: La U

A siete fechas del final de la fase previa del Torneo Apertura la U galopa sola en la punta del torneo, con seis cuerpos de ventaja compite contra sí mismo, salvo el tropezón de Rancagua y el partido inconcluso frente a Iquique en Santa Laura ha ganado todos los partidos de la competencia local del presente año.

Un detalle adicional que refleja el momento actual del fútbol chileno: la enorme cobertura mediática para un devaluado clásico entre el quinto y el –entonces- octavo del torneo. Páginas interminables de información pre y post partido, horas de comentario radial y aburridoras repeticiones televisivas para un clásico que no tuvo real trascendencia, además de un anunciado y discreto nivel futbolístico.

El fútbol chileno y los medios deportivos, un abrazo tierno y eterno en una relación de capítulos semanales que no parece saturar ni aburrir a nadie, mientras haya alguna noticia golpeadora o el pseudo escándalo que poner en la grilla. Al menos no satura a los leales e incondicionales telespectadores que pestañean y cabecean antes de un lunes de trabajo con el dedo índice en el off del comando del televisor.

Arrasador comienzo

U

Foto: Cristián Carvallo

Junior Fernández anotó el solitario gol azul.

Sin jugar con brillo la U ganó por la cuenta mínima a un rival que aguantó el arrasador comienzo azul poniendo dos líneas de cuatro frente de su área, en europa a eso le llaman “poner el ómnibus enfrente del área”, a medida que pasaban los minutos los caleranos comenzaron a salir de sus madrigueras para asomarse –con algún grado de peligro- sobre la portería de Herrera, quién respondió en plenitud las veces que fue requerido.

La U sumó otros tres puntos, a pesar de los reiterados, y evidentes, horrores del juez Osorio, y se distanció de su único escolta y legítimo vencedor -O’Higgins de Rancagua- en un torneo de marcados tintes regionalistas con tres equipos de provincias entre los seis mejores.

En tiempos donde las regiones claman por la descentralización y traspasos en la toma de decisiones desde Santiago, para los medios deportivos solamente existen tres o cuatro equipos, como si el Chile futbolero terminara en Avenida Departamental.

Si Iquique o Las Higueras están lejos de Santiago, el viejo estadio de Rancagua para la indiferencia de la prensa deportiva chilena agranda las distancias desde la miope perspectiva de nuestro centralismo futbolístico. Un error de décadas, que pareciera no tener solución, una liga crece sostenidamente en el tiempo si sus socios se robustecen, no sobre el desarrollo de algunos de ellos –los más importantes- y la presencia permanente y proactiva de una corte de claqueurs.

Esta semana tendremos a la U nuevamente en el escenario mayor de Sudamérica, ahora bajo los ojos de la prensa sudamericana y de los millones de hinchas azules, buscará revancha a la derrota en el Atanasio Girardot para intentar alcanzar el primer lugar del grupo 8 que la lleve a los trece puntos con una diferencia de goles que la posicione en lugares de preferencia en las rondas siguientes, pues será este ordenamiento de término segunda fase el que decida si termina las llaves siguientes como local o visitante, factor clave en este tipo de torneos.

Una semana para jugar ansiosamente partido a partido de martes a jueves con el emparejamiento definitivo de octavos de final gracias a los simuladores que nos llevan a una u otra opción, desde la ronda de dieciséis que es donde realmente comienza la Copa Libertadores.

Sin importar que rival enfrente, la U saldrá a ganar como local o visitante, la marca registrada del equipo de Sampaoli.

Más sobre La U

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X