Inicio » La U »

¿Por qué se encontraron Sampaoli y Jadue?

Un fin de semana sin fútbol de primera tuvo un picante ingrediente para el aficionado nacional: la sorpresiva conversación entre el entrenador de la U y el Presidente de la ANFP provoca inquietud en la U

Guía de: La U

En sus comienzos como seleccionador nacional, a Claudio Borghi se le veía con frecuencia en las tribunas de los estadios nacionales, algo que fue un ritual permanente para un obsesivo del fútbol como Bielsa, fue sutilmente dejado de lado por el especial carácter del castelariense, quien probablemente se sienta más cómodo frente al plasma de casa o incluso ocupando su tiempo con resúmenes dominicales que le simplificarían al máximo el ejercicio de seguir el fútbol nacional.

Pese disponer de un ahora abollado Ferrari, luego de la partida del rosarino de nuestra republiqueta futbolera, Borghi progresivamente ha ido imponiendo sus personalismos en la dirección técnica, instaurando el “doble cinco”, el mismo contra el que fue humillado en la cancha de River (Braña y Banegas), y recientemente amontonando gente por el medio con Fernández-Valdivia y Suazo-Pinilla facilitando el trabajo de Sabella.

Jadue Sampaoli

Foto: TVN

Un polémico encuentro tuvieron Jadue y Sampaoli.

Otra constante del seleccionador nacional es evadir el muy buen momento de la mayoría de los jugadores de la U optando por distribuir cuotas de intereses entre los poderosos representantes o agentes de jugadores, una explicación posible para las convocatorias de Toro y Vilches a la roja. Impidiendo la llegada de Johnny Herrera o el atraso en convocar a Charles Aránguiz, Osvaldo y Marcos González y el mismo Eduardo Vargas, disimulando también con las convocatorias puntuales de Canales y de Mena y Rojas frente al problema que tiene en la banda izquierda.

Después del cachetazo del 1-4 –que pudieron ser seis o siete- frente a la Argentina de pachorra Sabella, otrora fino enganche formado en River, exportado a Inglaterra y profundamente identificado con los pinchas, el denso ambiente de la selección está como para cortarlo con un cuchillo, acentuado por la gaffe de Valdivia y Beausejour en su desayuno. Un momento absolutamente inoportuno para la revelación de un paparazzi palestino del encuentro entre Jadue y Sampaoli.

La cercanía de la zona de juegos, dominada por un antiguo avión, del complejo de dieciséis canchas de tenis donde juega Sampaoli apoya de algún modo la tesis declarada por Jadue quién señala que fue el técnico de la U quien se acercó a saludar, pero las imágenes conversando en la zona de descanso de la rama de tenis indican que el acercamiento primario es de Jadue.

Sampaoli hace muy poco acaba de acordar los términos de la extensión de su contrato hasta el año 2013 con la U por lo que la conversación no debiese atizar los celos contractuales de Borghi, si probablemente aquellos futbolísticos, pues Jadue hizo lo posible por retener a Bielsa hasta el momento de su partida y el técnico azul demuestra en la cancha que su filosofía de juego supera al técnico nacional en asemejarse a lo que rendía el equipo de Bielsa.

Las viudas que dejó el rosarino debiesen acercarse por el Nacional o donde juegue la U para disfrutar de un juego vertical, agresivo, dinámico, ofensivo y que busca mantener el equilibrio ataque-defensa, pero a muchos les cuesta o no pueden reconocerle méritos aún al equipo azul, mejor esperar a la última fecha.

Queda la tranquilidad que el buen momento de la U no ha sido traspasado significativamente a la selección por la proliferación de nombres de jugadores importantes que vienen a la roja desde otras latitudes a divertirse, desafiando vespertinamente las cámaras que en cada bolsillo esperan por una imagen de escándalo. La U en otras ocasiones ha aportado con generosidad a la selección sufriendo los efectos en los campeonatos de 1996 y 1997 y recordándonos lo injusto que ha sido para la U vestir el santo de la selección.

Mejor es confiar que luego de tres derrotas consecutivas la selección de Borghi vuelva al triunfo y que la conversación entre Jadue y Sampaoli quede en la anécdota.

Más sobre La U

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X