Inicio » La U »

¿Qué costaba pasarle el Estadio Nacional a la U?

La U jugará una semifinal de vuelta en la estrechez de Santa Laura contra Vasco Da Gama, mientras el campo deportivo del Nacional se prepara para acoger al show televisivo de la Teletón.

Guía de: La U

Pocos habríamos imaginado -cuando tímidamente comenzó la U de Sampaoli este 2011- que a fines de noviembre la U habría ganado el Apertura y su decimocuarta estrella, habría clasificado para la Copa Sudamericana del segundo semestre avanzando hasta su semifinal con chances de ganarla y dejando un estela internacional de aduladores comentarios sobre su juego, y que además habría clasificado con comodidad a los play offs de fin de temporada.

Es precisamente el partido semifinal el que provoca el interés del aficionado nacional y de los fanáticos de la U, jugando dos torneos simultáneamente la U recibe a Vasco da Gama, equipo que aún lucha por alcanzar el título máximo de Brasil faltando una fecha. Lo que no se pudo prever fue que la U no podría jugar en el estadio Nacional debiendo trasladarse a las incomodidades del Santa Laura dejando a cerca de treinta mil aficionados sin la posibilidad de asistir a un partido de tal envergadura.

Si la U consigue clasificar a la final de la Copa Sudamericana lo habrá hecho gracias a sus esfuerzos logísticos y futbolísticos e incluso superando los obstáculos que le impone el medio nacional.

La U deberá jugar en el Santa Laura su paso a la final de la Copa Sudamericana.

Esta semana el coliseo ñuñoíno recibió a una estrella de envergadura mundial como Britney Spears. La blonda y robusta artista dispuso en muy breve lapso de un escenario y medios de producción acorde a su imagen mundial, en cambio para el show de cierre de la Teletón, evento gratuito que tradicionalmente se viene realizando en el Nacional, desde la Fundación Teletón se adujo que no era posible levantar la escenografía en las casi setenta y dos horas que median entre el partido clave que jugará la U y el ya citado show.

Un claro contrasentido, pues se impide la realización de un espectáculo deportivo, evento para el que fue construido y remodelado varias veces el estadio Nacional, pone en el tapete nuevamente la construcción y aforo que debe tener el futuro estadio de la U.

En esta oportunidad probablemente las autoridades no limitarán la asistencia al show de cierre de la Teletón como lo hacen cada vez que se debe realizar un partido de la competencia local, aunque el equipo visitante sea la esmirriada barra del descendido Chaguito. Dicho esto con el mayor respeto hacia los entusiastas hinchas bohemios.

El conflicto, que se pudo haber superado con buena voluntad de la organización de la Teletón, dejará a cerca de treinta mil hinchas de la U sin la posibilidad de presenciar una semifinal de la Copa Sudamericana, muy merecido premio a la pasión y lealtad de la mejor hinchada del país.

En medio de esta disyuntiva, curiosa y oportunamente, la U recibió un sorpresivo guiño del mentor y líder de la Teletón: Mario Kreutzberger reconoció ser hincha de la U dividiendo su corazón con su Rangers piducano. Una hábil bisagra para evitar polemizar con el peso de la opinión pública de la U.

Después de décadas y con muchas historias en el cuerpo, nos enteramos que Don Francisco gozó con el ballet azul, sufrió íntimamente con el descenso en los ochenta y desde el extranjero -donde reside- se emocionó hasta las lágrimas con la octava estrella de la U en 1994 asistiendo decepcionado al proceso de quiebra de la U. Un ejercicio notable de máxima discreción azul.

Nada se puede hacer ahora, solamente intentar el milagro de obtener una muy escasa entrada que nos permita ver el partido en Santa Laura o sumarnos a los cerca de treinta mil decepcionados que buscarán una transmisión televisiva que compense el no poder ir al Nacional a alentar a la U.

Más sobre La U

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X