Inicio » La U »

8 razones por las que la U debería avanzar ante Libertad

Sampaoli con un ojo puesto en los playoff’s encara otro partido clave: Libertad es el escollo a vencer para instalar a la U entre los cuatro mejores de Sudamérica.

Guía de: La U

El chuncho sigue haciendo los deberes: después de empatar merecidamente en Asunción -sufriendo un mal y tendencioso arbitraje localista en el Dr. Leoz- recibe al Guma en un Nacional lleno de fervor azul.

La hinchada espera la victoria en un partido donde el chuncho debe atender primero la clasificación, no obstante hay razones que entender y que permiten suponer anticipadamente que la U debe acceder a la fase semifinal del tradicional torneo continental:

U Libertadores

Foto: José Alvújar

Una de las razones que permitirían la clasificación de la U es el alto nivel que ha mostrado su plantel.

1)    La media inglesa: En los tiempos que los triunfos aportaban solamente dos puntos se hablaba de este coeficiente ganador, el triunfo como local debe venir antecedido de un empate como visitante, el 1-1 de la semana pasada permite anhelar una clasificación.

2)    El gol como visitante: El remate de Lorenzetti, desviado e inatajable para Muñoz, le da a la U la ventaja de obligar a Libertad buscar el gol si desea clasificar, si los repolleros atacan generarán espacios para el ataque azul.

3)    Un Nacional lleno: El marco necesario para aspirar a seguir avanzando, como en la Sudamericana del año pasado, la U instala una fiesta en Ñuñoa.

4)    El lucido e intenso juego de la U: La U ha sorteado como local dificultades importantes que han opuesto sus rivales –como Peñarol y Atlético Nacional- apegada a sus convicciones futbolísticas, con su juego asociado y vertical, siempre con intención ofensiva, y el buscar el triunfo desde el primer hasta el último minuto en cada partido.

5)    La puesta a punto en el aspecto físico: El silencioso trabajo de Jorge Desio en el CDA y el riguroso control de las cargas de trabajo para un plantel que viene jugando competencias simultáneas, desde cerca de un año, es un pilar del rendimiento de la U.

6)    El momento de sus jugadores: Pese a que en la U hay diferencias futbolísticas entre titulares y alternos, el nivel es descollante en alguno casos y que se acrecienta en partidos claves que permiten aspirar a una permanente búsqueda del camino al gol tras las espaldas de los volantes y zagueros guaraníes.

7)    Valor para jugar partidos importantes: Los guaraníes buscarán recuperar el balón y tenerlo a costa de la tolerancia del árbitro del encuentro, los jugadores de la U no tienen temor de atacar cuando el rival ofrece pierna fuerte, aún cuando el empate en blanco ofrece la clasificación.

8)    Templanza en momentos difíciles: La U tiene la cabeza fría y el corazón caliente para buscar el triunfo o el resultado que signifique acceder a las semifinales: el gol de Matías Rodríguez -luego de la extraordinaria apertura de Mena- al difícil Peñarol en el Nacional refleja la capacidad del chuncho de superar las dificultades que oponga el rival.

Podríamos continuar intentando calmar la ansiedad de la interminable previa del lance contra Libertad con estas reflexiones, cada hora que resta se estira con el lento avance del minutero.

También se cruzan los resultados del miércoles copero que sigue toda Sudamérica:

  • la clasificación del peligroso y campeonísimo Boca que muchos no leen correctamente por su controlada forma de jugar, el bostero te pilla mal parado atrás y liquida, lo sufrió Unión y lo lamenta ahora el mejor equipo de la fase de grupos: Fluminense,
  • la equilibrada lucha del global en cero entre Corinthians y Vasco da Gama que se inclinó cerca del final a favor del Timão con un gol de córner, cabezazo letal que termina en la red,

Para soñar con la Libertadores antes hay que eliminar la Libertad: hay que superarla para pensar en estar en la ronda de los cuatro primeros, lo mínimo que merece este glorioso equipo de Sampaoli que es igualar lo que alcanzaron Ulises Ramos, Quintano, Araya, Aránguiz y Marcos el ’70; Miguel Angel Russo, Marcelo Salas, Leo Rodríguez, superman Vargas, Ronald Fuentes y el huevo Valencia el ’96; y Gerardo Pelusso con Montillo, Olivera, Victorino y Puch hace poco el 2010, y acceder por cuarta vez en semifinales.

Después se puede pensar en lo que sigue. Por las dudas, e intentando acortar la espera, seguiré atento a lo bien que está jugando Vélez: prefiero a Boca en una final que se definiría en el Nacional.

Más sobre La U

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X