Inicio » La U »

Ángel Hoyos: Un técnico bonachón y querendón con sus jugadores que no sabe de autocrítica

El técnico trasandino con frecuencia deja palabras rebotando en las mentes azules. Las ultimas, después del clásico.

Guía de: La U

Después de estos meses ya se sabe cómo viene la mano con el entrenador de la U: sigue su propio instinto, defensor a ultranza del jugador como “institución”, busca quedarse con lo bueno, aunque su equipo no haya conseguido mucho o bien esté con las manos vacías.

De no haber sido por Herrera, la U sí que tendría reales chances de aspirar al título de esta temporada, una opción más matemática que futbolística, pues al equipo siempre le falta algo. Aún así, el entrenador le pone el pecho a la metralla de comentarios y opiniones defendiendo al golero, que muchísimo y bien ha atajado en pasadas temporadas por la U.

hoyos-bonachon

La afabilidad de Hoyos llega a comparar a Jara con Gerard Piqué o decir que su plantel es el mejor, o que se entregó todo en la cancha y así por el estilo, solo le falta poner toda la cuota del asado y dar mejores permisos a los players ávidos de esparcimiento.

Conmovido casi hasta las lágrima después de jugar un buen empate frente al cacique, donde solo la falta de iniciativa de Jara para marcar retrocediendo en el primer gol  y el gigantesco error de Herrera en el segundo impidieron el anhelado triunfo azul.

Nos orienta en su línea discursiva que la entrega era para verla casi con pañuelos agitándose y que el rendimiento del equipo mostró un “derroche tremendo” después de ir y volver de Sao Paulo esta semana para llegar a pararse frente al cacique.

Está claro que Hoyos frente a su plantilla no admite errores -aún enloquecedores como el del empate final- ni tampoco enfrenta a la crítica, sino que todo lo revisa y aclara con el portón del CDA bien cerrado.

Una práctica que le permite poner al jugador de parte suya en todo momento, pero se sabe que esa relación muchas veces se vuelve tormentosa y que comienzan más temprano que tarde los trascendidos tan típicos en la U de tiempos nada de lejanos, para poner en los medios las intimidades del camarín y de los hoteles.

A cuatro puntos y con dieciocho por resolver se puede seguir soñando un poco. Siempre que se le gane a Antofagasta en el norte.

Más sobre La U

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X