Inicio » La U »

Claves del histórico título de la U en la Sudamericana

El chuncho finalmente lo consiguió: con su fútbol brillante y superior ganó por primera vez para su hinchada un torneo continental.

Guía de: La U

El romántico viajero después de décadas de periplos, haciendo carne el jugar de punto, sin casa muchas veces y desolado en otras sin hogar, encontró su mejor pinta para salir a tocar galante, triunfar y estar adelante de todos exhibiéndose en lo más alto del fútbol sudamericano.

Paseó turisteando su hermosa puesta en escena por todos lados; por Montevideo dos veces derrotando al complicado Fénix y al bolso tricolor que con toda su historia le aguantó solamente un tiempo; fue a Río a bailar al Mengao en el Engenao con el Dinho y todo; después al final de Avellaneda en la Provincia de Buenos Aires para batir al Arsenal grondonense; volvió al Corcovado para traerse el resultado contra Vasco da Gama y finalmente salir justicieramente ganador en la altura de Quito.

Un equipo hecho para las proezas y hazañas, todos los leones azules que con calidad, talento, rendimiento y respeto por su propuesta futbolística jugaron como guerreros en armada para liquidar los partidos que correspondió cerrar en casa. Fueron el primer equipo chileno en ganar en Quito y esta noche se han coronado en el Estadio Nacional: un doloroso e histórico recinto virgen de coronaciones continentales.

U Campeón

Foto: Reuters

Edu Vargas fue la gran figura del histórico triunfo azul.

La U fue una catarata de emociones esta primavera brindando una alegría descomunal a cada uno de sus hinchas, los que con la pasión, lealtad y fervor que los caracterizan han acompañado siempre al chuncho!, ahora hay más y sumarán otros, pequeños y grandes, seducidos para siempre por la belleza y calidad de su juego.

Desde estas líneas anticipamos –entre otras cosas- que la U podía ganar en Quito el partido de ida en la final, y lo logró; ambién dijimos que Liga Deportiva Universitaria era un buen equipo pero envejecido, que no estaba para aguantar el ritmo vertiginoso del juego azul y ahora digo que solamente era un souflé de la prensa necesitada de informar y presentar al contrincante de turno sin que nadie! llevara el análisis hacia el juego trotón que Liga mostró en Liniers.

Todo lo bueno hecho –como jugar desde cero los play offs ahora- hay que concretarlo y ¡el chuncho de qué forma lo hizo!: antes de los tres minutos ya estaba asolando el área merengue, para que retomara Vargas un balón devuelto, lo alargara a Matías que centra controlado de empeine bien abierto, no alcanza el enorme Charles y Canales, rebote que lo captura el mismo Edu despachando la ilusión azul al fondo de las mallas.

Con la cuenta abierta la U jugó aplicada frente a un rival duro y violento que contó con la permisividad y tolerancia del juez como tantas veces; a punta de roces simulados a favor, Liga equilibró por momentos la lucha, contando solamente con el recurso del tiro libre del Equi González para arrimar el balón hacia Barcos –su única arma de ataque- y la proyección de sus centrales.

En el segundo lapso la U comenzó a llegar con más claridad y pudo haber estirado antes las cifras a no mediar el evidente cansancio de Canales. Reemplazado por Lorenzetti y el esperado reventón físico de los ecuatorianos vinieron los momentos letales de la U y su concreción en el arco. El desborde de Vargas que con calidad y de zurda el pequeño Gustavo mandó a las mallas decretando la diferencia irremontable para los albos.

Con dos goles arriba y tres en el global, la U pudo reflejar diferencias más expresivas en el marcador cuando vino el jugadón de Eduardo Vargas: con la carga de energía aún plena encaró hacia el área, aprovechó el arrastre de marcas de Rivarola, sobrepasó la línea defensiva de Liga para enfrentar a Domínguez y poner con elegancia el 3-0 final.

Rotunda diferencia que era lo mínimo que la U precisaba para liquidar al otro finalista.

U Campeón

Foto: AFP

El pueblo azul no olvidará nunca las alegrías que les ha regalado este equipo.

Segundos antes de los 90’ y sin descuentos llegó el final; alivio para los ecuatorianos y la esperada celebración azul, con Marcelo Salas y los directivos azules haciendo el pasillo de honor al plantel llegó la ceremonia de premiación: limpia en imágenes imborrables que estarán siempre en nuestra memoria y especialmente en nuestros corazones.

La U no se compara con nadie, sino que solamente con si misma. Este primer título continental se suma a los siete obtenidos después que volvimos arriba el 94’ y a los que seguramente llegarán si la dirigencia de la U continúa haciendo bien su labor. Por fin marchamos a casa cantando felices hasta quebrar la voz por la U y la belleza del fútbol que nos ha obsequiado.

El año deportivo no ha terminado. Mañana jueves en la tarde, luego de celebrar merecidamente en la madrugada, el muy profesional plantel de la U volverá a las prácticas, con una enorme sonrisa para preparar el clásico universitario del domingo.

Quedan objetivos por alcanzar y la U irá con todo por ellos.

Más sobre La U

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X