Inicio » La U »

Cómo la U logró ser favorita para pasar a la final

La U logró abrochar un difícil empate 1-1 en el Sao Januario frente a Vasco da Gama, pese a comenzar perdiendo se recompuso y estuvo muy cerca de repetir la victoria como visitante.

Guía de: La U

En los primeros minutos, la U mostró su actitud ganadora en la visita a Rio de Janeiro saliendo a atacar desde el inicio, en vez de tocar hacia el lado o derechamente hacia atrás, la U pisó de inmediato la zona de volantes del Bacalhau y buscó el área provocando generar peligro en el arco de Fernando Prass.

Con pundonor y buen fútbol, la U equilibró un trámite que le fue desfavorable en el primer tiempo, esta vez sintió jugar una semifinal de un torneo continental contra un equipo potente y de gran volumen ofensivo. Basta recordar que jugando como local Vasco da Gama revirtió dos marcadores adversos en los partidos de ida frente a Aurora y Universitario de Lima con trece conquistas en dos partidos.

En los mejores momentos de Vasco llegó la apertura de la cuenta, antes la zaga de la U pasó apuros que pudo conjurar hasta que una galopada por la derecha de Fagner habilitó con un desafortunado rebote en Charles Aránguiz a Bernardo quién dejó atrás una tibia marca de Osvaldo González para definir cruzado de derecha despachando el balón hacia el segundo palo de Herrera (33’).

U-Vasco

Foto: Reuters

González celebra con el alma el empate de la U ante Vasco.

Con la desventaja se imponía un escenario desconocido para esta U en el terreno internacional de esta temporada: desde su visita a Concepción por la pre Sudamericana que no debía remontar en un partido difícil frente a un rival que en ese lapso la superaba con la posesión del balón y un fútbol lucido. En desventaja mantuvo las convicciones y poco a poco comenzó a recuperar el control del balón y el juego que la han llevado lejos en esta Sudamericana.

En la fase de término la U aumentó su protagonismo y comenzó a hacer sentir progresivamente en Vasco da Gama  el gasto físico de un partido intenso bien conducido -en líneas generales- por el paraguayo Arias. El dominio azul era alternado por las siempre peligrosas llegadas de los locales conducidas por Juninho Pernambucano, quien comenzó a lanzar muchos balones hacia el área azul.

El ritmo y vértigo que imponía la escuadra de Sampaoli sobre el Sao Januario comenzó a ser irresistible para lo locales, los que empezaron a evidenciar su cansancio. No obstante, la U continuaba si alcanzar la igualdad.

Hasta que llegó una pelota muy bien puesta por Marcelo Díaz en el punto penal del área carioca, la cual anticipó desmarcado Osvaldo González. Con un notable gesto técnico, desvió el balón al segundo palo de la portería local desatando la euforia contenida en los millones de chunchos que siguieron la transmisión por televisión anoche y en la hinchada azul que viajó a Brasil.

El empate era un justo premio al partido realizado y en los minutos finales la U dispuso de algunas ocasiones para haber liquidado el partido a su favor pero la impericia y el cansancio de Castro y Canales lo impidieron.

No se ganó en la visita, pero se sacó un valioso empate que le da a la U la media inglesa para aspirar a llegar a su primera final continental en el partido de vuelta la próxima semana en Santiago, lance que probablemente se deba jugar en la incomodidad y menores ingresos del Santa Laura, pero con la hinchada azul mucho más cerca de lo que ocurra en el campo de juego.

Más sobre La U

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X