Inicio » La U »

Complicada sospecha: ¿Es Leonidas Vial hincha de la U?

Al dirigente no le bastan todos los problemas que desde hace meses llegan a sus oficinas. Su propia hinchada olfatea que es hincha de la U.

Guía de: La U

El frío e impersonal mundo de los negocios en Chile está algo revuelto por estos días, hay preocupación en las elegantes oficinas de la sociedad concesionaria que administra otra de las pasiones futbolísticas nacionales.

Las conversaciones con el mejor café colombiano en pasados tiempos de reuniones del Directorio de Blanco y Negro S.A. prometían contar con rutas pavimentadas y aseguradas hacia el éxito económico y deportivo. Por el contrario, en el día a día han resultado un transitar de carreta por un arduo camino de tierra.

A todos los líos y fracasos futbolísticos, malas contrataciones, cuantiosas indemnizaciones, negocios raros, la inútil propiedad de algo así como medio centenar de futbolistas sin encontrar ni medio equipo que rinda en la cancha, asuntos colaterales judiciales provocados por un ex técnico al volante y un largo etcétera, ahora se agrega que sus fanáticos sospechan seriamente que el actual Presidente del Directorio de Blanco y Negro sería hincha nada menos que del archirrival: la U.

¿Dónde irá a parar Colo-Colo?

Leonidas Vial

Foto: El Mercurio

Ni el más alocado o surrealista guion podría haber ideado esta pesadilla alba, la que además podría estar en sus primeros capítulos. Al duodécimo lugar en el presente campeonato local –su única y principal exigencia competitiva- suma otro cuerpo técnico caído en marzo y una cúpula dirigente que el medio deportivo ha ido denunciando en su perfil distante del sentimiento y de la muy popular hinchada del cacique.

No deja de ser curioso analizar la acción corporativa de quienes representan la opinión deportiva chilena, atacando hoy e intentando inmolar sin miramientos a los dueños de un emprendimiento económico legal y que además es legítimo, pero que para algunos roza la inmoralidad. Más aún cuando se trata de espantar a potenciales auspiciadores, un factor que invitará cordialmente a moderar algunas opiniones algo exaltadas en noticiarios y columnas de opinión.

León Vial –hijo del ex rector de la Universidad de Chile, Juan de Dios Vial- no sería el primer presidente de club que no es hincha de la entidad que preside o de la que se es director, si en la propia ANFP se han designado y aceptado ínfimos delegados de clubes modestos que sí contribuyen al ahorro en gastos de hotel, pasajes de avión y viáticos, una realidad del poderoso fútbol chileno, el décimo del mundo el 2012 según IFFHS en enero.

Ocupado en sostener su lanza y mirar altivo el horizonte, el hidalgo cacique ha permitido que hagan de todo en su casa alba, ahora devenido en coto de caza oferente de numerosos empresarios de jugadores modestos, insuflados por la benevolente y veleidosa prensa deportiva nacional que omite su escasa calidad futbolística.

No solamente hay ignorancia dirigencial en el medio deportivo chileno, hay representantes de la prensa que no tienen parámetros de comparación y elogian a jugadores que corren sin orden, utilidad o convicción por las bandas. Pasa en muchas partes, si Diego Estévez debe aportar a la investigación futbolera argentina desde el exterior del círculo de hierro de la prensa deportiva trasandina.

¿Acaso el antes elogiado portero del año pasado –Prieto- figura entre los cinco o seis mejores arqueros de Colo Colo de su historia?, o el superfamoso Mena habría podido compartir el camarín con Fernando Astengo o con el aguerrido Leonel Herrera (padre), imposible comparar con los jugadores de mediocampo y ofensiva, la histórica zona de excelencia alba.

Este culebrón albo está recién comenzando, una alternativa de entretención para la hinchada azul que dormita tranquila mientras comienzan a amontonarse los errores de Azul Azul con Yuraszeck en el timón.

El ejemplo está a la vista, no es imposible, sino que muy factible para la U llegar a vivir lo que comienza a purgar Colo Colo por estos días. Al igual que el cacique, los fogonazos de las estrellas y agotadores titulares de ventas de jugadores enceguecen la ausencia de autocrítica real nos hace ser cada vez peores.

De no haber desmentido sobre la solapada militancia azul de León, al menos la numerosa hinchada de la U tendrá un adepto más, quién no está preocupado de su león azul, sino que ocupándose de los numerosos problemas estructurales del cacique. Tal vez logre algún avance antes de renunciar, pues la pista en lo personal se le pondrá muy pesada.

Más sobre La U

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X