Inicio » La U »

¿Cuáles fueron las claves de la histórica clasificación de la U?

La U no sólo lo dio vuelta, goleó sin piedad al Deportivo Quito y se instaló como cuarto finalista de la Libertadores.

Guía de: La U

Después de tanto esperar -el lejano milagro anunciado por los medios- la U literalmente aplastó a Deportivo Quito 6-0 en el Nacional anoche. Soltó al chuncho, al león, al ballet y al bullanguero, candombeando todos juntos en la helada noche ñuñoína catapultando una clasificación tan sufrida como merecida sobre el verde césped del principal y antiguo coliseo chileno.

Cuesta creer que a estas alturas de los siglos y de las copas los chullas hayan decidido -a pesar de tener una ventaja de tres goles- molestar hasta con la indumentaria y los cantitos antes de pisar la cancha: debían presentarse con el uniforme alternativo compuesto por camiseta y medias blancas y pantalón rojo, tenida que solamente usó Elizaga, quién evitó que la goleada de la U eclipsara la de Santos sobre el Bolívar en Vila Belmiro por 8-0.

Eugenio Mena y Ángelo Henríquez celebran el 4-0 momentáneo de la U ante Deportivo Quito.

Foto: El Mercurio

Quito eligió pagar la multa y traspasar el problema a la Conmebol con tal de presentarse con su indumentaria negriazul obligando a la confusión con el azul de la U, además demoró al máximo su arribo a la zona de ingreso al campo de juego agregando una ansiosa espera de la U, para llegar cantando de cara y frente a su rival, llenos de optimismo sin imaginarse jamás un 0-6 tan rotundo como letal para sus aspiraciones. En este estadio por lo menos el confetti hay que dejarlo para el final; las celebraciones previas despiertan de mal humor al león azul.

La U no enfrentó a un equipo al que le sirviese empatar para clasificar, enfrento a uno al que le servía la derrota y equivocó la esencia del juego cayendo en la tentación de especular, algo que no puede evadir un técnico importante y cotizado como Carlos Ischia.

El Deportivo, sin mayores arrestos por atacar y ganar, permitió primero que la U se instalara con toda propiedad en terreno visitante y recibió un profundo cachetazo con el 0-3 parcial, merced a los aciertos de Junior Fernández, habilitado por Lorenzetti e inspirado recostándose sobre una esquina del área más el afortunado atrevimiento desde más de treinta metros de Marcelo Díaz.

El segundo tiempo fue a coronación de la fiesta azul, repetida innumerables veces por todas las estaciones de televisión a lo largo y ancho del mundo. Un equipo que, obligado a ganar por diferencias importantes, lo da vuelta con toda la autoridad posible frente a sus parciales.

El gol de Eugenio Mena llega luego del principal y casi único acoso quiteño sobre la portería de Herrera desplegando una enorme e inolvidable jugada  por la izquierda desde la propia área azul: habilitando a Junior Fernández para luego ir a buscar la posta que le ofreció Charles Aránguiz. Recostado sobre la izquierda enganchó para sacarse al último hombre del Deportivo y definir sobre el segundo palo de Elizaga. Un 4-0 clasificador que atizó aún más la hoguera azul cerca de Los Andes.

Finalmente, vino el show de Angelo Henríquez: para concretar -con la sapiencia de un goleador de raza a quien espera un destacado lugar en la roja- otra lucidísima jugada de la U nuevamente por la izquierda y después para concretar un gol reservado para gladiadores históricos chilenos: luchando –a lo Salas o a lo Zamorano- un balón contra toda la defensa visitante y el arquero obligando al rebote ganador y goleador. Marca de fábrica de un crack de solo dieciocho años en su paso por el Nacional y defendiendo la camiseta de la U.

La U puso un futbol enceguecedor una noche de jueves en Chile y para todo el mundo, avisó a toda Sudamérica que está de regreso en la Copa Libertadores. Sin el plantel ideal, con distorsionadoras e importantes ofertas para su cuerpo técnico y jugadores, que merodean y erosionan su presente, con sentidas ausencias; con mucho en contra, pero está, algo que nadie puede olvidar.

La U nuevamente está prendida entre los mejores del continente y sigue adelante luchando cada partido, por todos sus objetivos y por toda su gente, por todos.

Más sobre La U

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X